lunes, 18 febrero 2019
16:23
, última actualización
Local

La Olavide se conecta a la realidad

La crisis y las redes sociales marcan los cursos de verano de la Universidad para 2010

el 18 may 2010 / 18:59 h.

TAGS:

Un agente de la Policía Local cumple con el protocolo y precinta un local.

La crisis económica, la mediación de conflictos y las nuevas redes sociales. El terrorismo yihadista, la situación de los jóvenes y el futuro de los medios de comunicación. E incluso cursos prácticos de inglés. La realidad vuelve a ser la fuente de inspiración de la octava edición de los cursos de verano de la Universidad Pablo de Olavide en Carmona. Los 46 títulos presentados ayer en el Rectorado (se adjunta el listado completo) se impartirán entre el 5 de julio y el 1 de octubre.

 

La Olavide ha conseguido salvar los cursos de verano después de recorrer la "travesía del desierto", reconoció la vicerrectora de Posgrado, Lina Gálvez, en alusión a lo ajustado de los recursos económicos como consecuencia de la crisis económica. Pese a todo, la oferta de cursos crece mínimamente con respecto al año anterior y las previsiones que maneja el centro Olavide en Carmona apuntan a que el número de estudiantes sí aumentará. Se esperan 1.500 matriculados frente a los poco menos de 1.300 de la edición anterior y una participación del profesorado de en torno a 700 profesores.

No sin esfuerzos, la Universidad mantiene el precio de la matrícula entre los 90 y los 120 euros, un 10% para becados, y una rebaja de 10 euros para todo aquel que formalice su asistencia entre el 1 y el 30 de junio. El plazo de matrícula estará abierto desde el 1 de junio hasta 15 días naturales antes de la celebración de cada curso.

Durante la presentación de los cursos, el alcalde de Carmona, Antonio Cano, anunció la concesión de la gestión del palacio de los Briones (sede de los cursos de verano) por un periodo de 75 años. "Queremos darle vida al palacio todo el año, no sólo durante el periodo que duran los cursos de verano", apostilló el alcalde, que desveló que el edificio será sometido a una profunda rehabilitación para mejorar las aulas. En Carmona, la Olavide contará con los cursos de verano, una residencia para estudiantes, el colegio de América y con la Escuela Andaluza de Alta Gestión Pública.

El presidente de la Diputación sevillana, Fernando Rodríguez Villalobos, calificó a la Olavide como "nuestro ojito derecho" y alabó su capacidad para aunar a entidades de muy diferente signo en favor de una iniciativa "tan necesaria" como los cursos de verano. "Es el mejor presupuesto gastado", subrayó. El rector Juan Jiménez recogió el guante y pidió invertir "más en formación y menos en entidades financieras".

Otra de las señas de identidad de los cursos será la de sus ponentes, a los que el rector calificó de "alto nivel" y a los que quiso agradecer que "cada año sean más los que se ofrezcan a participar en nuestras programaciones".

De entre ellos destaca la presencia del ministro de Justicia, Francisco Caamaño; del ex secretario general del Consejo de la Unión Europea, Javier Solana; así como de consejeros del Gobierno andaluz, como José Juan Díaz Trillo (Medio Ambiente) y Micaela Navarro (Igualdad y Bienestar Social). También el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, será un destacado ponente de esta edición. Del mundo flamenco asistirán las bailaoras Matilde y Rocío Coral, Milagros Mengíbar y Alicia Márquez; jueces como Luis López Guerra, juez del Tribunal Europeo de Derechos Humanos; Emilio Calatayud, juez de menores de Granada, y Manuel Damián Alvarez, presidente de la Audiencia Provincial de Sevilla.

  • 1