domingo, 17 febrero 2019
15:31
, última actualización
Local

La OTAN teme que los talibanes asuman el poder en Afganistán

Pide que las fuerzas internacionales no dejen el país «antes de tiempo».

el 21 jul 2010 / 18:47 h.

TAGS:

El secretario general de la OTAN (d) estrecha la mano del ministro pakistaní de Exteriores.
La OTAN tiene dudas sobre el futuro de Afganistán. El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, advirtió ayer de que los talibanes podrían hacerse con el poder en Afganistán si las fuerzas internacionales abandonan este país antes de tiempo.
"No podemos marcharnos de Afganistán prematuramente, antes de haber acabado nuestro trabajo. Los talibanes regresarían fácilmente... Afganistán podría servir nuevamente de plataforma para ataques terroristas", dijo Rasmussen en una conferencia de prensa junto al ministro paquistaní de Asuntos Exteriores, Shah Mehmud Qureshi.


El secretario general de la OTAN suscribió el acuerdo al que se llegó el martes en Kabul que el objetivo es que las fuerzas de seguridad afganas asuman la responsabilidad de las operaciones militares en el país en 2014, pero subrayó que la transición dependerá más de las condiciones que haya en Afganistán que de un calendario. "Tenemos que asegurarnos de que se dan las condiciones requeridas para la transición. Estaremos comprometidos hasta que estemos seguros de que hay estabilidad. No dejaremos un vacío. El compromiso de la OTAN con Afganistán es a largo plazo", apostilló Rasmussen.


Asimismo, el jefe del organismo multilateral apoyó el proceso de reconciliación con los elementos talibanes moderados, siempre que estén dispuestos a abandonar la violencia y a respetar la Constitución y democracia afganas. Rasmussen expuso que, en esta estrategia promovida por el presidente afgano, Hamid Karzai, también puede desempeñar un papel importante Pakistán. Qureshi dijo a este respecto que Islamabad no está buscando un papel en el proceso, sino que debe ser el propio Gobierno de Afganistán el que decida cómo puede ayudar Pakistán en este proceso. "Pakistán no está buscando un papel. Tiene que ser (un proceso) liderado por los afganos, suyo. Tienen que determinar si quieren que nosotros desempeñemos un papel", sostuvo.


El secretario general de la OTAN visitó ayer Pakistán tras asistir el martes junto a Qureshi a la Conferencia de Kabul, donde delegados de unos 70 países y organismos internacionales acordaron dar más control al Gobierno afgano en la gestión de los fondos de la comunidad internacional destinados al país y apoyaron su plan de paz con los talibanes.
A pesar de los temores de Rasmussen, el primer ministro británico, David Cameron, indicó ayer que cree que es posible que las tropas del Reino Unido inicien la retirada de Afganistán el año próximo, aunque esta decisión dependerá de "las condiciones sobre el terreno".


En declaraciones ayer a la BBC desde Washington, Cameron respondió de esta manera al serle preguntado si el Reino Unido seguiría los mismos pasos que el presidente de EEUU, Barack Obama, que ha hablado de empezar la retirada de los soldados de su país en julio de 2011.

  • 1