domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización

El jurado declara culpable a la madre acusada de asfixiar a dos bebés

Así lo ha decidido el jurado popular este miércoles en el juicio. Los hechos ocurrieron en Pilas en noviembre de 2012 cuando fueron hallados los cuerpos en sendos congeladores de la vivienda familiar.

el 17 sep 2014 / 20:58 h.

ara L.H., de 37 años, tras ser declarada culpable de matar por "asfixia mecánica" a sus dos bebés recién nacidos. / EFE ara L.H., de 37 años, tras ser declarada culpable de matar por "asfixia mecánica" a sus dos bebés recién nacidos. / EFE El jurado ha declarado esta tarde culpable de dos delitos de asesinato a la mujer acusada de asfixiar a dos de sus bebés, tras lo que los congeló y ocultó en la nevera de su casa en Pilas, donde fueron localizados en noviembre de 2012. Unos hechos por los que la Fiscalía de Sevilla y la acusación particular reclaman 40 años de prisión. La defensa de Sara López reclamaba la libre absolución. Ahora será la magistrada que ha presidido el juicio, la que tiene que dictar sentencia con la condena. El juicio quedó visto para veredicto el pasado lunes, después de que cada una de las partes expusieran sus informes finales y tras haber mantenido su petición de pena. Desde entonces el jurado ha estado deliberando para emitir su decisión que se acaba de conocer. Esta misma mañana ha sido incluso necesario convocar una pequeña vista porque los miembros del jurado solicitaron una ampliación de intrucciones, ya que tenían varias dudas sobre cómo estaban formuladas las preguntas con las que se elabora el veredicto. Un acto para el que incluso han trasladado a Sara López desde prisión hasta la Audiencia Provincial. En el juicio, la acusada negó haber acabado con la vida de sus hijos, aunque dijo que del segundo bebé no recordaba ni el embarazo. Sobre el primero explicó que lo tuvo en la bañera de su casa y que el niño nació muerto, que ella intentó reanimarlo, pero no pudo. Luego decidió congelarlo porque no quería deshacerse de él y porque no sorportaba que "su cuerpo se pudriera". Los forenses que realizaron la autopsia a los cuerpos, en cambio, dijeron que ambos niños nacieron vivos, que respiraron. Es más, en el caso de uno de ellos llegaron a afirmar que murió por ahogamiento. Los psiquiatras, por su parte, dijeron que ella no sufre "ninguna enfermedad mental".

  • 1