jueves, 14 febrero 2019
09:10
, última actualización
Local

La patronal pide Metro para los polígonos, Torreblanca y Valme

Proponen que un ramal de la línea 3 una la Alameda con Duque y Plaza Nueva. La CEA y la CES plantean que si la línea 2 sólo tiene una parada en el Centro, éste se colapsaría.

el 09 jul 2010 / 17:44 h.

TAGS:

Tras analizar los 8.000 folios de los anteproyectos de las líneas 2, 3 y 4 del Metro, los empresarios exigen que la red sea subterránea, que llegue a los polígonos industriales, a Torreblanca, al Hospital de Valme, a zonas de expansión como Palmas Altas y que, además, recorra el Centro y tenga más paradas en el corazón de la ciudad. De atenderse todas estas alegaciones, el presupuesto se dispararía. ¿Cuánto? Sólo un 15%, según sus cálculos.

Los responsables de la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES) y de la Cámara de Comercio presentaron ayer sus alegaciones y defendieron que "2017 está muy lejos para hacer sólo medio Metro".

Línea 2. Para la patronal, si la línea 2 (Torretriana-Torreblanca) sólo tiene una parada en el Centro, en el Duque, ésta se colapsaría por la gran afluencia de público. Por eso abogan por que se construyan dos paradas más, en Encarnación y Ponce de León. No obstante, "ante una imposibilidad técnica, económica o política de tres paradas", ven "imprescindible" dos estaciones "para evitar el desplome del comercio": en el Duque y Cristo de Burgos (la opción preferente de la Junta).

Si finalmente hay una estación, los empresarios apuestan por que esté en la Encarnación, "el centro geométrico del Centro", pese a que la Junta ya indicó que "no cabe". Habría que levantar una seta del Metropol Parasol.

Además, se oponen a que el Metro vaya en superficie en el tramo que enlaza la avenida Montesierra con Luis Uruñuela, que cruza por debajo el nudo de enlace de estas avenidas con la SE-30, y piden que llegue a Torreblanca en superficie mediante un sólo vial que recorrería los polígonos El Pino y Parsi.

Línea 3. Los empresarios quieren que el Metro llegue hasta Los Bermejales y el Hospital de Valme, de modo que se dé servicio a Bellavista y se acerque al polígono La Isla. Así como quieren que la línea 3 llegue, por el otro extremo, al Store y Calonge. Incluso plantean un cambio de recorrido para evitar el paso bajo el parking del Hospital Macarena, por su dificultad técnica.

En cuanto al paso por el Centro, plantean un ramal -que llaman línea 5- que una la estación de Macarena con Alameda, Plaza del Duque, Plaza Nueva, Puerta Jerez, Delicias y Bueno Monreal. El mismo trazado que ha pedido el PP en sus alegaciones, si bien los populares renuncian al tramo por la Ronda Histórica para que la línea 3 cruce el Centro.

Línea 4. Las alegaciones de esta línea circular se centran en la Cartuja. La patronal sevillana rechaza que el Metro vaya en superficie por la Isla, que interfiera en el tráfico de Torneo, que haya un nuevo puente a la altura de José Díaz ("en competencia con la visión actual del Alamillo, imagen singular que se identifica en todo el mundo con Sevilla") y la ubicación de las cocheras. Aseguran que sería "demencial" que estén junto a "un importante complejo hotelero, junto al parque tecnológico y al Alamillo, el parque de más rentabilidad social de Andalucía y quizás de España".

El Ayuntamiento no alega pero estudia los puntos conflictivos

El delegado de Urbanismo, Manuel Rey, explicó ayer que el Consistorio -que no presentará alegaciones-ha encargado un informe técnico sobre los puntos más conflictivos de la red del Metro, de los enclaves con más tráfico, de las posibles conexiones a los suelos en expansión y de la posibilidad o no de construir una estación en la Encarnación. Según Rey, sería "bueno" que la estación más céntrica de la línea 2 estuviese en la Encarnación, si bien también apuntó que mientras más estaciones haya en el Centro, "mejor". En cambio, la Junta aboga por construir sólo una parada en el Centro, en el Duque, y otra, si así se decidiese, en Cristo de Burgos, lo que aumentaría el presupuesto en 70 millones. Según la Junta, su decisión se basa en la complejidad técnica para hacer estas estaciones (a 50 metros de profundidad y con un pozo de 32 metros de diámetro), en los restos arqueológicos y los tiempos de la línea.

Obligan al Metro a readmitir a un sindicalista que abandonó un tren

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha declarado nulo el despido consumado por la sociedad gestora del Metro de Sevilla, en la que participa la Junta, condenando a la empresa a readmitir "inmediatamente" a un trabajador que promovía la creación de una sección sindical y que fue despedido tras haber abandonado en la estación de Cocheras un tren con sus viajeros dentro para buscar a otro conductor que le relevase. La sentencia, dictada por la Sala de lo Social del Alto Tribunal andaluz el pasado 1 de junio y recogida por Europa Press, apunta que el conductor Manuel L.S., que desobedeció la orden del operador de tráfico de reanudar la marcha, cometió una falta leve y que el demandante "ha aportado indicios suficientes para acreditar que la finalidad de la empresa no es sancionar su conducta, sino la de evitar que realice su actividad sindical en la empresa".

  • 1