jueves, 21 marzo 2019
22:50
, última actualización
Local

La Politécnica irá a Bermejales tras el parón de Los Gordales

La Escuela de Ingenieros Técnicos iría en el solar de la mezquita

el 03 nov 2009 / 20:54 h.

TAGS:

La parcela en la que irá la Politécnica mira al puente del V Centenario.

La urbanización de Los Gordales está en punto muerto no sólo por el litigio judicial abierto por el Gobierno central –que alegó contra el Plan General para reclamar mayor edificabilidad en los suelos que se le concedían–, sino también por la imposibilidad de trasladar la Feria de Abril. Y la Universidad de Sevilla es uno de los grandes perjudicados de este parón sine die.


La institución académica tenía previsto construir en los 23.600 metros cuadrados que le fueron cedidos en Los Gordales en el marco de revisión del PGOU dos nuevos centros académicos: uno para Bellas Artes (ahora en Laraña) y otro para la Escuela de Ingenieros Técnicos (en la calle Niebla). Pero la indefinición en torno al uso de Los Gordales ha obligado a la Hispalense a buscar un suelo alternativo para ésta última, con graves problemas de espacio.


El alcalde desveló ayer, tras una visita al colegio Julio Coloma, la solución que está negociando con la Universidad: la Politécnica se irá al antiguo solar que iba a ocupar la mezquita en Los Bermejales. La letra pequeña del convenio, que para firmarse debe contar con el beneplácito de los vecinos que ya tumbaron en los tribunales la mezquita, supone la cesión en propiedad de los 12.000 metros cuadrados de parcela a la Hispalense. Ésta se encargaría posteriormente de sacar a concurso la construcción tanto de la nueva Escuela Politécnica (en torno a 11.000 metros cuadrados) como de un centro cívico para el barrio, que gestionaría el Ayuntamiento.


La Universidad de Sevilla lleva meses negociando con el Ayuntamiento una salida al atasco de Los Gordales y a la imposibilidad de construir en esos terrenos. Aunque el rector Joaquín Luque anunció en una entrevista con este periódico el pasado abril que se estaba trabajando con el Consistorio para que fuera “posible la compatibilidad de los centros universitarios con la Feria”, la realidad se ha impuesto tozuda. Los Gordales ni está, ni se le espera. Con este panorama, el máximo responsable de la institución –consciente del problema de espacio que tiene la Politécnica–, dio orden de negociar una alternativa. La encontrada en Los Bermejales “encaja” con las necesidades de la Universidad. El centro estaría conectado por autobús (la línea 34) y la línea 3 del Metro, está cerca del macro campus de Reina Mercedes, de la residencia universitaria Estanislao del Campo y de las instalaciones deportivas del SADU en el barrio. Y contaría con un atractivo más: la cercanía con el complejo Palmas Altas, de Abengoa. En los cerca de 11.000 metros cuadrados de los que dispondría la Hispalense se podría levantar una Escuela de casi 30.000 metros cuadrados que acogería a los más de 2.500 jóvenes que estudian en la Politécnica.


El cambio de la Politécnica de Los Gordales a Bermejales no implicará una renuncia de los suelos que la Universidad tiene reservados en el campo de la Feria. Allí se mantiene la construcción en un futuro a medio-largo plazo de una nueva sede para la Facultad de Bellas Artes.

La Universidad de Sevilla tiene claro que el Ayuntamiento debe cerrar todas las aristas que tiene la parcela de Los Bermejales antes de embarcarse en cualquier operación de traslado allí de la Escuela de Ingenieros Técnicos. La herida de la biblioteca del Prado todavía no ha cicatrizado. Lo que en principio fue una cesión de suelo en el parque para la construcción de una biblioteca universitaria acabó convirtiéndose en una usurpación de terreno verde, según la denuncia de los vecinos, que convenció además a los jueces del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).


La Hispalense entiende que la solución de Los Bermejales para la Politécnica es “muy buena” para ellos, para el Ayuntamiento –que no tendrá que pagar un euro por la construcción del centro cívico, máxime cuando las arcas municipales están bajo mínimos– y “para la ciudad”. “El proyecto de colaboración es un fiel reflejo de que la Universidad contribuye activamente a construir ciudad”, señalaron ayer fuentes académicas.


De ir todo bien, la obra del nuevo centro académico podría comenzarse a finales del año que viene, una vez que esté el mapa de necesidades del centro y un primer proyecto diseñado.

  • 1