domingo, 17 febrero 2019
07:01
, última actualización
Local

La provincia recupera 150 animales protegidos en el primer semestre de 2010

El Centro de Recuperación de Especies Amenazadas atendió a 490 ejemplares este año. El Jardín Botánico de Buitrago, en Aznalcázar, acogió la suelta de 30 de ellos. 

el 26 jun 2010 / 18:59 h.

TAGS:

Un operario suelta un búho ante la mirada de los alumnos de El Guadiamar en el aula.

El Corredor Verde del Guadiamar fue testigo de la resurrección de 30 especies amenazadas, que regresaron a su hábitat natural después de ser atendidos por el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) de la Consejería de Medio Ambiente. Desde cernícalos y búhos hasta cárabos, cigüeñas y galápagos fueron liberados en el Jardín Botánico de Buitrago de Aznalcázar para surcar los cielos del Aljarafe. Estas especies se incluyen dentro de las 150 que la Consejería de Medio Ambiente han devuelto a su medio natural en el primer semestre del presente año y dentro del casi medio millar que han atendido en el CREA.

En los últimos dos años, el trabajo realizado desde las instalaciones de San Jerónimo ha conseguido devolver en buen estado a la naturaleza a 1.500 animales, la mayoría de ellos rapaces y aves acuáticas. El delegado provincial de Medio Ambiente, Javier Fernández, facilitó estos datos durante la suelta de esta treintena de ejemplares por parte de los escolares que han participado en el programa de educación ambiental El Guadiamar en el Aula.

Entre los animales que se han devuelto al medio natural se encuentran siete cernícalos vulgares, un águila calzada, seis búhos chicos, seis cárabos, cuatro mochuelos, dos cigüeñas y tres galápagos leproso.

Fernández recordó que la Junta construye actualmente un nuevo centro de recuperación en Sanlúcar la Mayor con una inversión de 1,75 millones. El nuevo centro, que sustituirá al de San Jerónimo, se ubica dentro del paisaje protegido del Corredor Verde del Guadiamar. El edificio tendrá un área administrativa, de gestión y recepción, oficinas y biotero. Un segundo área sanitaria dispondrá de UCI, quirófano y sala de rayos X y de cura, junto a una tercera zona para rehabilitación.

De paso, la delegación provincial de Medio Ambiente concluyó con esta suelta el programa El Guadiamar en el Aula, que se ha saldado con la participación de 1.500 alumnos de Primaria y Secundaria de los diez municipios que forman el Corredor Verde. Los niños, de 10 a 14 años, hicieron del Guadiamar un laboratorio natural en el que poner en práctica los conceptos aprendidos en clase. Un grupo de 150 estudiantes por pueblo investigaron el entorno natural y social de su pueblo, realizando actividades como la elaboración de un mapa turístico de la comarca, el análisis de una zona del río o la reforestación de varias parcelas.

  • 1