La recuperación del casco histórico de Alcalá de Guadaíra avanza con las obras del arrabal de San Miguel-Castillo

La actuación, valorada en 1,1 millones, deberá ejecutarse en un plazo máximo de seis meses

el 13 ago 2014 / 12:34 h.

Visita a las obras que se están acometiendo en el barrio. Visita a las obras que se están acometiendo en el barrio. El nuevo trazado del arrabal del barrio San Miguel-Castillo de Alcalá de Guadaíra sigue su curso. Esta zona, entre la margen derecha del río Guadaíra y la avenida del Águila, está conformada por un entramado de calles que presentan deficiencias tanto en su pavimentación como en las redes generales de abastecimiento de agua y saneamiento, incluyendo la recogida de pluviales y el alumbrado público. Asimismo, las obras que se están llevando a cabo pretenden mejorar la accesibilidad del lugar con la eliminación de las barreras arquitectónicas existentes. El Plan Urban Alcalá es el encargado de acometer las obras, cofinanciadas con Fondos Feder, que impulsó el Ayuntamiento alcalareño. El proyecto de 1,1 millones de euros, que pretende devolver una apariencia reluciente al casco histórico de la localidad, deberá ejecutarse en un periodo de seis meses. Entre las actuaciones destaca la sustitución de la solería actual, a base de hormigón chino lavado y ladrillo macizo, por un piso de losas de hormigón con acabado antideslizante. También se incluirá un correaguas central que facilite la evacuación de pluviales. Además, también se sustituirá las redes de saneamiento y de abastecimiento de agua, conectando cada una de la de las viviendas conlas de la red pública de recogida de pluviales. De igual modo, se cambiarán las luminarias del alumbrado público existentes y se añadirán las necesarias para conseguir un nivel adecuado. Según los técnicos municipales, en la zona no existen muchas posibilidades de cambios de las rasantes actuales debido, principalmente, a la existencia de los numerosos accesos a las viviendas que delimitan las calles. No obstante, cuando ha sido posible, se han modificado las pendientes y suavizado las rampas y escalinatas para mejorar la accesibilidad. Además, el proyecto contempla dos nuevas conexiones entre las calles Torneo y Almena, resueltas mediante escalinatas. Como ocurriese con la mejora de la calle San Fernando, la reurbanización del arrabal resolverá problemas como la situación de aislamiento social y espacial del barrio, por lo que favorecerá su cohesión y conexión social con el resto del territorio alcalareño. Para la regeneración urbana de la zona se han llevado a cabo previamente actuaciones como el nuevo trazado en planta de la calle San Fernando, que propicia el paso de vehículos junto al Arco de San Miguel con la construcción de un muro que sustenta un viario por fuera de dicho elemento monumental. Destaca igualmente el nuevo trazado de la vía para conectar la zona del Castillo con el centro, una vez subsanados los cambios bruscos de rasante junto al cruce del antiguo ferrocarril. Hasta ahora, el Plan Urban Alcalá ha permitido conectar también la zona de aparcamientos entre la Biblioteca José Manuel Lara y la Plaza del Perejil, además de la reurbanización de la calle del mismo nombre; la remodelación de la Plaza del Congreso; la terminación de calle San Fernando hasta la Plaza del Congreso y la mejora integral de las calles San Miguel, León XIII, Bandera y Media Luna.

  • 1