sábado, 15 diciembre 2018
07:12
, última actualización

La romería del Cristo

Este domingo, vecinos de Valencina de la Concepción y otros puntos de la geografía andaluza peregrinan hasta la Hacienda de Torrijos para honrar a una de sus tallas predilectas

el 08 oct 2014 / 12:00 h.

Devotos del Cristo de Torrijos peregrinan hacia su ermita, acompañados de la Virgen de la Estrella. Devotos del Cristo de Torrijos peregrinan hacia su ermita, acompañados de la Virgen de la Estrella. Hay un acontecimiento en el Aljarafe que no destaca solo por congregar a casi el triple de vecinos que habitan en Valencina de la Concepción, sino por tratarse de la única romería que honra a un Cristo, el de Torrijos. Aproximadamente a un kilómetro y medio de la Iglesia de Nuestra Señora de la Estrella está la Hacienda de Torrijos, enclave donde en 1600 encontraron en un pozo la imagen de un Cristo atado a una columna junto a la cabeza de San Pedro. El hallazgo no sólo despertó el interés y la devoción de los vecinos de este municipio aljarafeño, sino también el de los pueblos cercanos y otros puntos de la geografía andaluza. El descubrimiento empezó a congregar a más y más gente hasta que anualmente, cada segundo domingo de octubre, se celebraba una romería en honor al Cristo de Torrijos, la única peregrinación cristífera que además de considerarse la cuarta romería más importante de España está declarada de Interés Turístico de Andalucía. Aunque el protagonista es el Cristo de Torrijos, en 1922, el por entonces sacristán de la localidad, Raimundo Pavón, decidió que la talla de la Virgen de la Estrella también peregrinaría a la hacienda de Torrijos. Desde entonces, la patrona de Valencina de la Concepción no falta a la romería en honor a su Hijo. Un encuentro que se consolidó con la fundación de la hermandad de Torrijos allá por el año 1943. Los fieles a esta imagen inician la celebración varios días antes de la romería, que es el domingo. Un año que se presenta especial por recuperar una de las citas clave de esta festividad –el concierto– y que desapareció a causa de las dificultades económicas. La banda filarmónica Nuestra Señora de la Oliva de Salteras será la encargada de ofrecer este concierto que este año también estrena escenario: el atrio de la Iglesia Nuestra Señora de la Estrella; un espacio abierto «para que el aforo no sea limitado y pueda disfrutar todo el mundo de él», explica el hermano mayor de la hermandad de Torrijos, Juan María Fernández. Unos actos que vuelven y otros que recuperan la esencia de lo que un día fueron. Es el caso de la ofrenda floral que los devotos harán a su patrona el sábado por la mañana. Desde las 10.00 horas los fieles irán llegando a la iglesia de Nuestra Señora de la Estrella con una vara de nardos, «las mismas que servirán de exorno a la carreta que trasladará a la Virgen hasta la Hacienda de Torrijos», explica Fernández. Los devotos del Cristo de Torrijos esperan impacientes a que la Virgen de la Estrella, acompañada de todos los fieles a esta romería, acuda el domingo al encuentro de su Hijo. Tras la misa del alba, a las 6.30 horas, la Virgen será portada en andas hasta la carreta de plata que la trasladará –tirada por bueyes– a la hacienda que custodia la familia Silva Mendaro. Durante el camino, la alegría por ir a ver a su Cristo irá acompañada por el rezo del Angelus cuando las agujas del reloj anuncien el mediodía. Una vez en la hacienda se oficiara otra misa en el patio de los jazmines y más tarde la Virgen se reencontrará con el Cristo de Torrijos en su capilla.

  • 1