Economía

La ropa de niños usada se ‘cuelga’ ya en internet

Perchitas registra en su primer año mil pedidos y 1.800 clientes.

el 01 mar 2015 / 12:00 h.

TAGS:

José Antonio Hernández y Esperanza Caballo, delante de su página web perchitas.com. / El Correo José Antonio Hernández y Esperanza Caballo, delante de su página web perchitas.com. / El Correo José Antonio, de tres años de edad, fue el culpable del nacimiento de www.perchitas.com. Crece tan rápido que sus padres se dieron cuenta enseguida de que tenían que guardar o regalar mucha ropa sin usar o apenas utilizada. Así que tras ver la acumulación de regalos o de compras sin acierto, decidieron montar un negocio en el polígono PISA para darle una segunda oportunidad a peleles, capotas, vestidos o pantalones. Ahora lo venden por internet para toda España tras pasar un estricto control de calidad. Todas las prendas que la empresa compra a particulares o a tiendas de ropa infantil se ponen a la venta en su web con un descuento de alrededor del 70 por ciento de su precio original. Disponen de 8.500 prendas en www.perchitas.com, una web que en poco más de un año tiene más de 1.800 personas inscritas. En este tiempo, la empresa de José Antonio Hernández y Esperanza Caballo ha registrado más de mil pedidos, convirtiéndose en la tercera de estas características en el país y en la primera que nace en Andalucía. Al día, entre 1.000 y 1.200 personas visitan su portal, mientras que en Facebook cuentan con más de 15.000 seguidores. ¿Y cómo llegaron hasta aquí? Hernández, economista con 14 años de experiencia, cuenta que tenían un negocio de servicios financieros e inmobiliarios que «bajó bastante» tras la llegada de la crisis económica, así que decidió «buscar otro negocio, otro sector». Y lo querían por internet «para llegar a toda España y todo el mundo». De hecho, este tipo de servicio de compra y venta de productos infantiles de segunda mano está muy extendido en países como Inglaterra o Alemania. Eso sí, su apuesta no fue barata, ni por tratarse de una idea a desarrollar por internet. «Hemos realizado una importante inversión, alrededor de 80.000 euros, puesto que necesitábamos un almacén y una gran campaña de publicidad on line», explica. Hernández reconoce ser muy «ambicioso», así que se ha marcado unos importantes retos para este año: llegar a 3.500 o 4.000 personas inscritas en la web, lograr entre 2.500 y 3.000 pedidos y, a partir de aquí, «consolidar el negocio y rentabilizarlo para seguir creciendo». Por ahora, indica que tiene clientes de toda España, si bien Perchitas funciona «muy bien en Madrid, Galicia y Barcelona». ¿Y qué le diferencia? Según el empresario, la calidad de las prendas y calzado que se pone a la venta y, también, del servicio que se presta. La maquinaria es sencilla: el cliente que quiere vender ropa usada solicita una bolsa que, con un mínimo de 15 prendas, debe llenar con prendas de calidad, sin manchas, sin descosidos, sin rozaduras y con la etiqueta en la que aparezca la talla y la marca. Perchita la selecciona y, si pasa su control de calidad, en tres o cuatro días la abona, con entre el 20 y el 40 por ciento del precio al que lo venderá en la web. Si no pasa, la devuelve por el servicio de mensajería o, si el cliente quiere, la entrega a una de las ONG con las que colabora. Por otro lado, el comprador tiene en la web ropa infantil con un 70 por ciento de descuento. Y, ojo, las devoluciones son gratis y, por ahora, sólo han afectado al 2 por ciento de lo vendido, en la mayoría de los casos por problemas con la talla, según Hernández. «Confiamos –dice– en el producto porque seleccionamos la ropa que está como nueva».

  • 1