jueves, 13 diciembre 2018
01:51
, última actualización
Local

La SE-40 dará salida al año a 45.000 camiones de Heineken

Los camioneros ven más comodidad que ahorro de tiempo con la apertura de este primer tramo

el 25 nov 2011 / 21:18 h.

TAGS:

Uno de los 200 camiones que cada día utilizan la SE-40. Al fondo, la vistosa fábrica de Heineken.

Por el recién estrenado asfalto de la SE-40 no faltan a su cita diaria una media de 200 camiones, que se convertirán en algo más de 45.000 cuando la autovía cumpla un año. Todos ellos tienen como punto de partida -o de llegada- la factoría de Heineken, sin duda la gran beneficiada de la apertura al tráfico del primer tramo de la futura ronda circunvalación, que enlaza desde principios de noviembre la autovía de Madrid (A-4) con la autovía de Málaga (A-92). Dentro de las cuatro paredes con sus coloristas diseños, los camioneros ven en la SE-40 más que un ahorro de tiempo -que lo hay- una forma de esquivar el laberíntico acceso que tenían que realizar para llegar a la autovía de Málaga y que les ha dado más de un quebradero de cabeza en forma de retenciones.


El jefe de Logística de la fábrica de Heineken en Sevilla, Alberto Martín, valora esa "mayor accesibilidad". "El tiempo, más o menos, puede ser el mismo, quizás algo menos, pero la comodidad en el transporte de nuestras mercancías es indudable", señala, no sin olvidar que también supone un beneficio para el desplazamiento de la propia plantilla de la fábrica para esquivar los atascos. Martín relata que la mudanza que hicieron en 2008 a las afueras de la capital se justificaba, entre otros factores, en que el volumen de camiones era difícil de gestionar desde la antigua fábrica de Nervión, que sufre ya retenciones de envergadura sin la presencia de los camiones.


El primer tramo de la SE-40, por la que tanto ha luchado en los últimos años la firma -a la hora de reivindicar el cumplimiento de los plazos a Fomento-, trae consigo un acceso más cómodo con su centro de distribución en el polígono Los Espartales, una mejor salida hacia Málaga y Córdoba y, además, "la posibilidad de enseñar una fábrica que no estaba a la vista de la población". Sin embargo, Martín precisa que los beneficios que traerá la SE-40 se verá no ahora, cuando sólo están operativos 10 kilómetros, sino en el momento que se pongan en servicio los 77 kilómetros de la futura ronda de circunvalación. "En especial cuando llegue al acceso con las vías a Cádiz y Huelva".


Los transportistas de la factoría eran, en ese sentido, los más sufridores en un trazado algo sinuoso. En el área de descanso que Heineken tiene para sus camioneros, Antonio Sánchez, Miguel Zambrano y Antonio Figueroa hacen sus cábalas y, con la calculadora en la cabeza, piensan en cuánto tiempo se ahorran al circular por este tramo de siete kilómetros de la SE-40 -más otros tres de enlaces-. "Cinco o diez minutos nos quita seguro", explican, sin contar si es en hora punta o no. Sin embargo, consideran que lo mejor no es el tiempo, sino "la tranquilidad con la que llegas, sin el jaleo de antes". El problema al que se enfrentaban a cada instante era la carretera Mairena del Alcor-Torreblanca, que está plagada de obstáculos: un paso subterráneo a la llegada a la A-92, la estrechez del camino, los badenes a la altura de la venta San Rafael y hasta algún paso de peatones. Todo un suplicio para un camión y para el que lo conduce.


Sus cálculos son claros: a las instalaciones de Coca Cola se llegan en diez minutos y el camino de Heineken-Cruzcampo hasta el Polígono La Isla, en Dos Hermanas, se recorta de 30 a 25 minutos. Un tiempo, en el último caso, que se verá francamente reducido cuando se ponga en servicio el tercer tramo de la SE-40, aunque para eso aún quede largo tiempo, ya que se paralizó por el Ministerio Fomento tras el hallazgo de unos restos arqueológicos y el sobrecoste que sufrió el trazado planteado inicialmente.


Pero el camino no es del todo idílico. Los camioneros se quejan, más que de la SE-40, del recorrido de acceso al mismo, ya que hay un tramo donde se ven obligados a invadir el carril contrario. "Con lo bien que está la carretera, no estaría de más tener arreglado este punto", comentan.

  • 1