lunes, 18 marzo 2019
11:45
, última actualización
Deportes

La Supercopa bien merece un esfuerzo

El equipo ha preparado la final de Cardiff con un plan especial de pretemporada enfocado en llegar al “cien por cien” a la cita del día 12.

el 04 ago 2014 / 21:33 h.

BRNL8897 ¿Llegará el Sevilla mejor que el Real Madrid a la final de la Supercopa de Europa? “En teoría, sí”. Esta afirmación es de Moisés del Hoyo, preparador físico del Sevilla junto a Sergio Domínguez. Ambos marcan las pautas de un equipo cuyo trabajo de pretemporada ha estado totalmente enfocado a la cita del día 12: Un primer stage en Costa Ballena, otro en Alemania con varios amistosos y una última semana en Sevilla centradas en llegar en el mejor estado de forma posible a Cardiff. La plantilla de Unai Emery acumula una mayor carga de trabajo y entrenamientos que su rival. Un primer paso que, según se desarrolle el encuentro, puede ser importante para decidir el campeón. Al menos, en esfuerzo y empeño el Sevilla parte con una cierta ventaja en este partido. “Puede que no se note esa diferencia porque al final la calidad técnica puede marcar muchas veces un partido. Es cierto que nosotros llevamos un tiempo más de entrenamiento y eso se puede notar. Una semana más de entrenamiento vamos a tener y eso es algo que tenemos ganado. Si podemos llegar mejor que ellos es un plus más para competir con el Madrid, campeón de Europa”, resalta Sergio Domínguez. No es la primera vez que el club de Nervión tiene que centrar el trabajo veraniego pensando en una cita importante. No en vano, es la tercera final de Supercopa de Europa que va a disputar. El pasado año, por ejemplo, tenía la primera eliminatoria de la Europa League el 1 de agosto. Aunque el rival en sí no exigía llegar al máximo de facultades físicas. Sin embargo, ahora la historia ha cambiado. Sumar un título cuando tu afición aún disfruta el verano en la playa da una tranquilidad y comodidad extra para vivir una temporada, sólo por esto, ya histórica para el club nervionense. El premio es tan importante que cualquier “esfuerzo extra” será poco para encarar la final. Todo esto hace que la plantilla vaya a llegar al arranque liguero con un punto más de forma que el resto. “Si cuentas las semanas con las que trabajamos, hemos empezado antes de lo que en previsión para el inicio del campeonato lo hubiésemos hecho”, aseguró Moisés del Hoyo. Para el encuentro con el Valencia y los sucesivos estará el conjunto sevillista en perfecto estado de revista. La duda viene por cuándo llegará el temido bajón de rendimiento en los picos que suelen tener todos los equipos cada temporada. El pasado curso ocurrió en enero. El Sevilla fue eliminado en la Copa del Rey por un equipo de Segunda B, aunque a la postre esto le vino bien. Fue un tiempo donde los preparadores físicos pudieron meter “más trabajo” en busca de terminar la temporada lo “más en forma posible”. “Hoy día el objetivo fundamental es que, si no se puede el cien por cien, al menos mantener un margen entre el ochenta y el cien. En determinados jugadores es cierto que puede haber picos de forma. Compensando unos con otros, mantener el nivel alto. Además, la competición te va dando posibilidades de acumular carga o no”, apunta Sergio. El trabajo del cuerpo técnico, valorado más positivamente si cabe tras la conquista de la Europa League, tiene este año su confirmación. Sergio Domínguez y Moisés del Hoyo asumieron la pasada temporada ser los máximos responsables de la parcela deportiva. El ascenso dentro del staff técnico de Moisés y Sergio al final dio unos frutos deportivos insuperables. Hombres de la casa que se enrolaron junto al equipo del entrenador y cuya fusión es una de las claves de este Sevilla. En los malos tiempos que tuvo Unai el pasado año, con el equipos en las posiciones bajas de la tabla, los preparadores físicos también fueron señalados como partes del problema. El club en este sentido dio su total respaldo a todos los integrantes de la parcela técnica. “Realmente nosotros siempre hemos estado tranquilos. No gusta que se digan cosas malas de nosotros, por el gen competitivo que además tenemos nosotros. No nos gusta perder, queremos que el equipo esté lo mejor posible porque es nuestra responsabilidad. Pero sí es cierto que el año pasado, desde el club y nuestro cuerpo técnico, nos dieron la tranquilidad de que siguiéramos con nuestro trabajo. Al final si hay confianza, da sus frutos”, puntualizan. Un mes y tres días para una final. Del 9 de julio al 12 de agosto. Varias concentraciones y un enorme esfuerzo de todo el club en la búsqueda de un nuevo título europeo. El Sevilla llegará con las pilas cargadas. ElReal Madrid parte como favorito, pero el propio conjunto nervionense ya ha demostrado en el pasado que gestas más grandes (3-0 al Barcelona de Ronaldinho y Messi en Mónaco) es capaz de realizar.

  • 1