martes, 19 febrero 2019
00:48
, última actualización
Local

La supresión del bonobús sin trasbordo encarecerá el 30% de los viajes

El Gobierno local asegura que el debate aún está abierto y que se buscará el consenso en la revisión de las tarifas de Tussam

el 01 jul 2010 / 20:01 h.

TAGS:

La tarifa de viaje sin transbordo desaparecerá si se aplica la propuesta de Tussam

La propuesta de trabajo presentada por Tussam a los agentes sociales y a los grupos políticos para una revisión inmediata de sus tarifas encarecería casi la mitad de los viajes que se realizan en los autobuses urbanos. Los más afectados serán los usuarios del bonobús sin transbordo, el título que desaparecerá si se lleva a cabo la reforma planteada por la empresa de transportes. En 2009 se realizaron con este bono 21 millones de viajes –un 25%– y en los primeros meses de 2010 lo usaron el 29% de los viajeros. A partir de esta revisión de los precios, el coste del viaje se les encarecerá 0,1 céntimos hasta llegar a los 0,7. La subida supone un 16,6%.


Todos estos usuarios deberán pasarse al bonobús con transbordo, el título por el que la empresa quiere apostar y con el que se realizan ahora sólo el 17% de los viajes. Se mantendrá en 0,7 céntimos, una tarifa inferior a otras capitales que además no cuentan en muchos casos con una fórmula similar al bonobús sin transbordo. Las cifras matizan el impacto que tendrá esta modificación: durante 2009 el 42% de los usuarios del título con transbordo lo usaron sólo para coger un autobús.


El segundo gran título afectado por la reforma será el mensual. La subida del 13% en esta tarjeta afectará a unos 106.600 usuarios, en torno a un 6%, que fueron los que usaron este medio durante 2009, el primer año en el que se aplicó la restricción que excluye de este servicio a todos aquellos usuarios que no estén empadronados en Sevilla. Si se aplica esta propuesta pagarán 34 euros, en lugar de los 30 que se cobraban hasta ahora.  Menos incidencia tendrá el incremento en el billete simple, fórmula con la que se realizaron el 13,5% de los viajes de 2009, 8,3 millones. En estos casos, la subida será sólo de cinco céntimos, lo justo para acercar el precio del billete al coste real del servicio que se calcula en 1,3 por persona.


Pero esta propuesta de trabajo puede aún sufrir modificaciones. El Gobierno incidió ayer en que es una posibilidad que se ha planteado a distintos agentes sociales y a los grupos políticos pero que puede alterarse. Lo que sí está cada vez más cerrado es que el debate se adelantará respecto a lo previsto. Fue la propia delegada de Hacienda, Nieves Hernández, quien afirmó públicamente que los nuevos precios de Tussam entrarían en vigor en 2011 para adecuarlos a las tarifas del Consorcio Metropolitano. Pero ésta es una propuesta independiente forzada por una coyuntura que admitió la propia concejal, “La situación de Tussam es muy complicada este año”, respondió al ser requerida por el impacto de la subida del IVA y el incremento de los carburantes sobre la empresa de transportes. El Gobierno ha asumido que el recortes de gastos no será suficiente para poder cerrar el ejercicio.

  • 1