miércoles, 14 noviembre 2018
01:32
, última actualización

La Torre de los Guzmanes de La Algaba se abre al turismo en 2012

El edificio se reconvertirá en centro de interpretación turística para recuperar la historia de la villa.

el 12 dic 2011 / 20:09 h.

Torre de Los Guzmanes de La Algaba.

La Algaba rescata su pasado mudejar para ser el gran faro turístico de la comarca de La Vega. En eso, al menos, se ha empeñado el Ayuntamiento algabeño , que presentó ayer la reconversión de su símbolo monumental, la Torre de los Guzmanes , que data del siglo XV, en un centro de interpretación turística, algo que será una realidad, si se cumplen las previsiones, la próxima primavera, tras haber obtenido la subvención necesaria por parte de la Junta de Andalucía a un proyecto con un presupuesto de 240.000 euros.

El proyecto pretende recuperar el prestigio de la Torre de los Guzmanes que, pese a ser un símbolo en La Algaba, existe un desconocimiento de la historia de un monumento que fue mandado construir por el primer señor de la villa, Juan de Guzmán y Torres, en la primera mitad del siglo XV y que ha sido torres de vigilancia, almacén, escuela y hasta cárcel. Ese recorrido histórico se hará en el futuro centro de interpretación, cuyas obras se esperan que se inicien a principios de año, según indicó el alcalde algabeño, Diego Manuel Agüera (PSOE), que estuvo arropado por la vicepresidenta de la Diputación, Dolores Bravo, el delegado provincial de Cultura, Bernardo Bueno; el delegado provincial de Turismo, Francisco Díaz Morillo; y la gerente de Gran Vega, Rocío Sáenz.

"La Algaba suscita interés y el proyecto supondrá un desarrollo que beneficiará no sólo al municipio, sino a toda la comarca", remarcó Bueno, que señaló que el proyecto cumple con todos los requisitos que se necesita para un edificio que está catalogado como Bien de Interés Cultural. Por su parte, Rocío Sáenz recalcó que el proyecto permitirá conocer "el secreto mejor guardado de la Vega", así como diversificar una comarca "que siempre ha vivido de la agricultura y de la ganadería y nunca se ha fijado en el turismo".

Por último, Agüera defendió que el proyecto, que cuenta con el apoyo de Cajasol y Fundación Cruzcampo , "dará sentido a la historia" de La Algaba, que "rentabilizará sus posibilidades turísticas". De hecho, su intención es dar a conocer la reconversión de la Torre de los Guzmanes a los touroperadores y, de paso, incluir en la ruta una visita a la plaza de toros local, conocida con hitos como la retirada del diestro Curro Romero.

El centro de interpretación El Cielo mudejar de La Algaba se nutrirá al máximo de las nuevas tecnologías, con pantallas retrotáctiles y audiovisuales en tres dimensiones, donde se recrearán a personajes de la época, como el señor Don Juan de Guzmán o Alí, el morisco que levantó la construcción, pero también ficticios, como Manguz, un fantasma que se convertirá en el guía de la visita a la Torre de los Guzmanes.

El recorrido se divide en tres plantas. La primera planta recogerá, a través de pantallas holográficas, la construcción de la torre, además de documentos de gran valor como una cláusula del testamento del dueño de la torre, una armadura o dos escudos con el blasón de los Guzmanes, entre otros. La segunda planta, que se conoce como zona noble por ser donde residía la familia de Guzmán, recreará las dependencias en las que moraba la familia con el mobiliario correspondiente. A su vez, un cuadro de tamaño natural "cobrará vida" contando la historia del linaje de los Guzmanes. Ya en la tercera planta es donde se ubicará el patio de armas, con todo tipo de lanzas, escudos y ballestas. La última será la atalaya de las almenas, donde el visitante contemplará los elementos de seguridad de la torre.

  • 1