sábado, 20 abril 2019
12:08
, última actualización
Local

La venta en los comercios de Hytasa cae un 30% por el parón de las obras

Los comercios de la avenida de Hytasa, en el barrio del Cerro del Águila no aguantan más. El tercer parón de la obra del Plan de Barrios, unido a la crisis generalizada, hace mella en las cajas registradoras. Denuncian pérdidas de un 30%. Foto: Antonio Acedo.

el 15 sep 2009 / 17:21 h.

TAGS:

Los comercios de la avenida de Hytasa, en el barrio del Cerro del Águila no aguantan más. El tercer parón de la obra del Plan de Barrios, unido a la crisis generalizada, hace mella en las cajas registradoras. Denuncian pérdidas de un 30% y amenazan con cortar el tráfico si "de inmediato" no vuelve el ritmo al tajo.

José Luis lleva un año sin poder limpiar el escaparate de su tienda en la avenida de Hytasa. Un socavón en el acerado se lo prohibe, mientras una jaula de vallas y tablones sobrepuestos rodean la entrada. Está indignado por una obra, dice, "interminable" y asegura: "No podemos aguantar más. En unos meses han cerrado dos comercios". José Luis y el resto de comerciantes de Hytasa sufren pérdidas de hasta un 30%, según denunció ayer el portavoz vecinal, Francisco López, en una nueva concentración en la que participaron decenas de vecinos.

Muestran su indignación por las demoras continuas y la falta de seguridad en las obras que el Ayuntamiento de Sevilla ejecuta en la avenida de Hytasa. Denuncian que es la tercera vez que se paralizan los tajos por falta de presupuesto. "Hace dos semanas que no se ve un trabajador por la zona y no tenemos respuesta del Ayuntamiento", afirman los vecinos, que explican que es el tercer receso que acumula la obra desde que comenzó en febrero de 2007. Desde entonces, la situación es "dantesca", más propia de un campo de guerra. Aceras levantadas, socavones de más de un metro de profundidad, peatones obligados a caminar por la carretera ante la invasión de las vallas en la zona destinada al transeúnte, comercios semivacíos por falta de accesibilidad. Caminar por la acera de los impares de la avenida de Hytasa resulta tan arriesgado como hacerlo por una ciudad devastada.

Las obras también afectan a los residentes de la vecina calle Huesca. La sede de Cáritas es una de las más afectadas, pues los camiones no pueden entrar para el reparto de víveres entre las familias necesitadas del barrio. Vecinos y comerciantes amenazan ahora con cortar la avenida Hytasa si el Ayuntamiento no reanuda la obra "de inmediato" y, además, anuncian que recogerán firmas que entregarán a la Delegación del Gobierno.

La protesta vecinal trata de garantizar la seguridad de los viandantes y evitar que se repitan más casos como el de la funcionaria de la Consejería de Igualdad que hace unos meses murió arrollada en un paso de peatones sin señalización semafórica en Hytasa. Otros vecinos también han sufrido lesiones por los socavones.

  • 1