Local

La vigilancia del litoral, más precisa en verano

Ayer arribaron a las costas andaluzas 154 personas en ocho pateras, el mayor número llegado en un solo día en lo que va de año...

el 16 sep 2009 / 07:31 h.

TAGS:

Ayer arribaron a las costas andaluzas 154 personas en ocho pateras, el mayor número llegado en un solo día en lo que va de año. Entre los ocupantes de las barcazas iban dos mujeres embarazadas y 14 menores de edad. Ni el más sofisticado sistema de vigilancia, ni la amenaza de la repatriación, ni las pesimistas expectativas de encontrar un trabajo debido a la crisis global parecen ser suficientes para detener el incesante goteo de inmigrantes que embarcan en cualquier cosa que se mantenga a flote y cruzan el Estrecho ilegalmente. Persiguiendo el sueño de la prosperidad desprecian temerariamente el grave riesgo que corren sus vidas y emprenden una travesía que la mayoría de las veces no les lleva a ningún sitio.

La puesta en marcha del programa SIVE (Sistema Integrado de Vigilancia Exterior) de la Guardia Civil en el litoral andaluz constituyó en el año 2002 un punto de inflexión en la lucha contra el tráfico ilícito en el Estrecho y ello se ha puesto de manifiesto con una reducción del número de pateras interceptadas en los últimos años y, como consecuencia, de los muertos en el mar durante las travesías. Pero, coincidiendo con el buen tiempo veraniego, se produce un repunte que por desgracia sólo parece considerarse como un factor de distorsión en las estadísticas.

Junto a las políticas de apoyo social en los países de origen, que se quedan las más de las veces en una simple declaración de intenciones, se hace necesario mantener la alerta en los sistemas de control y reforzarlos en estas fechas, porque la experiencia demuestra que son las que más tráfico registran. Por lo demás, España es la frontera Sur de Europa y no cabe esperar que basten sus recursos para frenar un tráfico que se dirige no sólo a España, sino al resto de países de Europa. Esa colaboración necesaria será aún más imperiosa si los efectos de la crisis vuelven a producir un aumento en las oledas migratorias.

  • 1