domingo, 16 diciembre 2018
14:03
, última actualización
Local

La zona azul en Bami, una "voracidad recaudatoria" de 40 millones

El portavoz socialista en el Ayuntamiento, Juan Espadas, hace balance con los vecinos, trabajadores y comerciantes de este barrio.

el 20 feb 2015 / 22:00 h.

TAGS:

espadas zona azul bami El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Sevilla y candidato a la Alcaldía, Juan Espadas, y los concejales Juan Miguel Bazaga y Encarnación Martínez han realizado un recorrido, este viernes, por el barrio sevillano de Bami, para hacer balance con vecinos, trabajadores y comerciantes, del año transcurrido desde que el gobierno local de Juan Ignacio Zoido aprobara un contrato por diez años de la zona azul, criticando que "dejará en herencia un proyecto diseñado únicamente para recaudar 40 millones de euros". En una nota, el socialista ha criticado que Zoido firmó ese contrato --que implicaba elevar de 4.112 a 7.553 el número de plazas de zona azul-- "diciendo que había consenso y que iba a resolver todos los problemas" pero, sin embargo, "nos metió a todos los sevillanos en un lío del que él ya no sabe cómo salir". En su opinión, "esa es parte de la herencia que va a dejar como alcalde y que habrá que resolver en el próximo mandato, con una dura negociación, aunque pueda tener un coste", lamentando, así, que en vez de "asumir por completo su error", el gobierno de Zoido se dedique a "poner parches, a plantear mesas de diálogo ficticias y a anunciar bonificaciones que luego no llegan a ningún sitio". En este sentido, Juan Espadas ha subrayado que hay miles de comerciantes, trabajadores, estudiantes, vecinos o pacientes de los hospitales perjudicados por la zona azul "que no han tenido respuesta por parte del gobierno del PP", lamentando que hace unos meses, "para tratar de poner otro parche, anunciaran que los comerciantes y los trabajadores tendrían bonificaciones y títulos como si fueran residentes" a pesar de que "llevaban tiempo diciendo que era ilegal". En esta línea, ha indicado que hay comerciantes que confiaron en ese compromiso, "que han llevado sus papeles al Ayuntamiento y a quienes han contestado que no hay regulación alguna que les conceda un título equivalente al de residentes", motivo por el que, ha asegurado, "pedirá explicaciones a Zoido en el próximo Pleno sobre este nuevo incumplimiento y engaño". Asimismo, Espadas ha insistido en que tras la zona azul no hay un planteamiento de movilidad para la ciudad sino "un afán recaudatorio del gobierno de Zoido, con un negocio que prevé una recaudación de 40 millones de euros y que ha supuesto que casi se dupliquen las plazas en la ciudad", lamentando de esta manera "falta de transparencia" del gobierno del PP, al que ha reclamado que en el próximo Pleno "dé cifras reales sobre los datos de recaudación y los índices de ocupación de todas las áreas de zona azul aprobadas por Zoido", que ahora plaza suprimir 16 plazas de zona azul y bajar la tarifa de unas 1.500. OTRA MUESTRA DE "VORACIDAD RECAUDATORIA" En este contexto, Juan Espadas ha puesto como ejemplo del "daño" causado por la zona azul la situación de Bami. A su juicio, las más de 1.700 plazas aprobadas para este barrio se diseñaron "con un claro afán recaudatorio" y, de hecho, "es la única zona en la que el horario de estacionamiento regulado en superficie no se interrumpe y se prolonga desde las ocho de la mañana hasta las diez de la noche", toda vez que se trata de un barrio con un crudo problema social a cuenta de los aparcacoches ilegales o 'gorrillas'. Según ha apostillado, durante los primeros tres meses de implantación de la zona azul, el pasado verano, una cuarta parte de los ingresos se recaudaron ya en las calles de Bami, provocando "cierres de negocios, numerosas plazas vacías y numerosos problemas para vecinos, trabajadores y comerciantes", ya que "se han llegado a implantar plazas de zona azul en vías privadas", en su opinión, "otra muestra de voracidad recaudatoria". Por estos motivos, y transcurrido un año desde el contrato firmado por Zoido, Espadas se ha comprometido ante los vecinos, comerciantes y trabajadores a "derogar la ampliación de la zona azul y a iniciar un proceso desde cero, siguiendo criterios de movilidad y no de recaudación".

  • 1