viernes, 19 abril 2019
16:57
, última actualización
Local

Larry James: "Me gustaría estrenar ‘El Dictador’ en la Plaza de España"

el 30 ago 2011 / 21:00 h.

TAGS:

La conocida como primavera árabe llegó ayer a Sevilla por unas horas gracias al rodaje de la película El Dictador, dirigida por el cineasta Larry James. La magia de Hollywood -y una importante inversión económica de la Paramount Comedy- convirtió la imponente Plaza de España, transformada estos días en el palacio presidencial de un tirano árabe interpretado por Sacha Baron Cohen, en el escenario de una revolución que parecía sacada de un telediario.

Aunque el guión de la cinta se guarda bajo llave con estrictas cláusulas de confidencialidad, los curiosos que se acercaron ayer al set de rodaje pudieron contemplar cómo cientos de súbditos de Wadya, un ficticio país árabe, se levantaban contra su gobernador, Aladeen. Siempre a las órdenes del director del filme, unos 300 extras, ataviados con ropas propias de aquellos territorios, recrearon una manifestación contra el sátrapa, con carteles que rezaban lemas -en inglés- tales como "Muerte a Aladeen", "Fuera el dictador" o "Libertad para Wadya". Aunque nada ha trascendido sobre el argumento, es de suponer que finalmente el dictador es derrocado, ya que después de esta escena se filmó otra que recordó -y mucho- a la caída de Sadam Husein. Estos cientos de rebeldes -que se convertirán en miles en la fase de postproducción- acaban celebrando el fin del régimen de Aladeen al modo iraquí, tumbando virtualmente una enorme escultura del dictador que preside el centro del palacio.

Pero este momento sólo podrá verse en las salas de cine, ya que la efigie se colocará digitalmente. De hecho, para esta escena se tuvieron que emplear unas cuerdas y mucha imaginación por parte de los figurantes que, encarnando a cientos de rebeldes, tiraron con fuerza de las sogas hasta que, a la orden del regidor, dieron por tumbada la escultura y, fusil en mano, comenzaron el festejo. La toma se repitió decenas de veces y desde ángulos distintos, a fin de dar sensación de multitud ante la cámara.

Pero ésta no fue la única manifestación que se produjo ayer en este palacio presidencial. En la Delegación del Gobierno en Andalucía, situada en una de las torres de la Plaza de España, decenas de simpatizantes de IU protestaban contra la reforma de la Constitución, a la que ayer se le daba trámite en el Congreso de los Diputados. Ruido, hicieron tanto como los rebeldes de Wadya, aunque portando otro tipo de emblemas, como banderas republicanas o revolucionarias. La anécdota de la jornada la protagonizaron algunos de estos manifestantes que, llevados por la confusión, intentaron entrar hasta el set de rodaje pensando que aquella era su protesta.

Subsanado el error, siguió el rodaje con varias escenas de la llegada de Aladeen a su palacio y un intento de atentado del que el tirano sale ileso gracias a otra manifestación, en este caso, a su favor.
Y en este ir y venir de protestas, llegó el alcalde, Juan Ignacio Zoido, a visitar el rodaje y hacer una oferta a la Paramount: que el estreno mundial o nacional de la película se lleve a cabo en Sevilla.

Según explicó el alcalde, el director de la película le respondió asegurando que lo intentaría y que incluso trataría de que se celebrara en la propia Plaza de España, mediante la instalación de una pantalla gigante. "Vamos a trabajar para que esto sea posible y Sevilla esté en el puesto que se merece", concluyó el primer edil.
Y tras marcharse Zoido, ocurrió algo propio de un guion cinematográfico. Nada menos que el director del filme, Larry James, salía del set de grabación para acudir a los baños portátiles que la productora tiene instalados para los extras. A su salida, atendió a varios medios allí presentes para confirmar su interés por la capital hispalense: "Me encantaría que el estreno de la película se llevase a cabo en Sevilla. Sería fantástico desplegar una gran pantalla en la Plaza de España y que se proyecte el filme ante el público", dijo.

Sobre el rodaje, aseguró que está "siendo divertido" y que todo se está desarrollando con normalidad, a pesar del calor. También destacó la difusión que conseguirá Sevilla, una ciudad que él ya conocía. "Ya estuve aquí el pasado invierno, mientras buscaba localizaciones, y me encantó.Todo el equipo está emocionado, incluido Sacha. Me encantaría poder venir a estrenar la cinta aquí en mayo de 2012, o visitar el Festival de Cine Europeo, aunque eso lo tendré que discutir con la productora.

  • 1