jueves, 21 marzo 2019
12:43
, última actualización
Local

Las defensas evitan desbordamientos en Écija, pese a alcanzar máximos históricos

El río ha llegado a subir por encima de 6,20 metros, cuando el nivel de alerta está fijado en 5,50.

el 24 feb 2010 / 11:21 h.

TAGS:

Las defensas contra inundaciones han impedido que la ciudad de Écija (Sevilla) se inundara pese a que el río Genil alcanzó ayer por la tarde máximos históricos, muy por encima del nivel de alerta, aunque el agua si ha anegado varias viviendas en una pedanía próxima al municipio.

El río ha llegado a subir por encima de 6,20 metros, cuando el nivel de alerta está fijado en 5,50, según han indicado a Efe fuentes municipales, que han subrayado que a pesar de eso, el agua del Genil no ha llegado a entrar en el casco urbano.

La crecida del Genil sí que ha afectado a la pedanía de Isla del Vicario, cuyo nivel de inundación es más bajo - se anega por encima de 4,70 metros -, y que tuvo que ser evacuada al entrar el agua en las viviendas.

El Ayuntamiento todavía no ha permitido a estos vecinos - unos 30, según las mismas fuentes - que vuelvan a sus casas, ya que el nivel del río se mantiene por encima de 5 metros de altura, aunque la tendencia es a la baja.

"Hay que tocar madera porque las obras de defensa no están todavía terminadas", ha reconocido el alcalde, Juan Wic (PSOE), quien se ha felicitado "por el esfuerzo de las fuerzas de seguridad, que han impedido que el agua llegue al casco histórico".

El regidor se ha mostrado preocupado "no sólo por Isla del Vicario, sino por la seguridad de todos los vecinos" y ha subrayado: "No vamos a bajar la guardia, mantenemos la alerta sin ninguna complacencia ni relajación por que no haya entrado el agua".

"Tenemos que estar pendientes para solucionar cualquier incidencia que surja y que pueda perturbar la vida normal de nuestros vecinos", ha asegurado Wic, que ha apuntado que el Ayuntamiento está "a expensas de los desembalses de agua del Iznájar y de las presas de regulación".

Esta mañana los bomberos han tenido que evacuar en lancha a cuatro personas de una familia que residía en una casa junto a la carretera de Herrera, fuera del casco urbano, cercada por el agua, ya que uno de sus miembros "debía ir al médico", según fuentes del Ayuntamiento.

  • 1