viernes, 18 enero 2019
22:03
, última actualización
Cofradías

Las Glorias piden un porcentaje fijo de los ingresos del Consejo

Las hermandades presentan alrededor de 80 alegaciones y enmiendas al proyecto de estatutos

el 19 nov 2011 / 18:48 h.

Paso de la cofradía de la Misión.

Transcurrido esta semana el plazo previsto para formular enmiendas, las hermandades y cofradías de Sevilla han registrado en la secretaría del Consejo alrededor de 80 enmiendas o alegaciones al proyecto de nuevos estatutos alumbrado por una comisión de hermanos mayores.


Las hermandades de gloria han actuado de forma coordinada presentando un borrador de enmiendas parciales que ha sido respaldado por las 45 corporaciones de esta sección. La principal reivindicación que plantean en este documento -en cuya redacción han intervenido cofrades de la talla de Joaquín Sainz de la Maza, ex hermano mayor de la Macarena y ahora presidente de la junta rectora de las Nieves, o Ricardo Laguillo, hermano mayor de la hermandad del Rocío de Sevilla, entre otros- es la asignación a las Glorias de un porcentaje económico fijo de los ingresos del Consejo. La enmienda formulada no especifica cuál debe ser esa asignación, simplemente se reclama un "porcentaje pequeño" de los ingresos totales de la institución, "y no de las sobras". Con esta petición, las Glorias desean avanzar hacia un modelo de caja única.


Asimismo, las hermandades letíficas expresan en este mismo documento su rechazo al nuevo sistema de votación que se ha plasmado en el anteproyecto de estatutos y por el que las hermandades y cofradías pasarían a tener un voto por cada una de las secciones a las que pertenezcan, de manera que las corporaciones que participen de una triple naturaleza -penitencia, gloria y sacramental- contarían con tres votos en las asambleas. Las Glorias defienden que se mantenga el sistema de voto establecido en los vigentes estatutos por el que a cada hermandad le corresponde un solo voto. "Si hay unas Reglas, hay una sola hermandad", entienden.


Las ocho hermandades de vísperas -aquéllas que procesionan el Viernes de Dolores y elSábado de Pasión- también han actuado de forma conjunta y coordinada a la hora de formular enmiendas al anteproyecto de estatutos. Así, después de varias reuniones, han acordado presentar dos alegaciones. En la primera de ellas plantean una simple correción nominal: proponen que al delegado de vísoperas pase a llamarse "de Vierbes de Dolores y Sábado de Pasión" y no "de las hermandades que no procesionan a la Santa Iglesia Catedral", como así recoge el proyecto estatutario.


La segunda enmienda tiene mucho más enjundia. El borrador de los estatutos establece que todas las hermandades de vísperas que deseen incorporarse a la nómina de la Semana Santa deberán contar con el "acuerdo previo, expreso y unánime de todas las hermandades del día". Las vísperas pretenden por contra que para consumar una incorporación baste sólo con la opinión favorable de la mayoría simple de las hermandades de esa jornada. El debate no es baladí, ya que de las tres últimas incorporaciones a la nómina -El Carmen Doloroso, Polígono de San Pablo y El Sol-, sólo la cofradía del Plantinar obtuvo el respaldo unánime de sus nuevas compañeras de jornada.


Si bien San Esteban ha presentado una enmienda particular, las cofradías del Martes Santo también han mantenido una reunión para intercambiar impresiones sobre sus alegaciones al borrador.


A la hora de formular alegaciones, la palma se la ha llevado la hermandad de Pasión, que ha presentado una enmienda a la totalidad del texto.

  • 1