sábado, 23 marzo 2019
21:31
, última actualización

Las Pajanosas acoge el primer Día de la Bicicleta centrado en la educación vial

La cita organizada por el club ciclista reunió ayer en Guillena a tres generaciones amantes de la bici.

el 26 abr 2014 / 21:06 h.

El recinto ferial mantuvo juegos y animación toda la jornada.  / J.C.Romero El recinto ferial mantuvo juegos y animación toda la jornada. / J.C.Romero La educación vial y la aplicación de la nueva ley por la que se hace obligatorio el uso de la protección con casco incluso en los pueblos y las ciudades. Esta fue una de las claves que dieron un marcado carácter pedagógico a la celebración de la primera edición del Día de la Bicicleta en Las Pajanosas, en una jornada que congregaba ayer a centenares de personas con un denominador común: disfrutar en familia de una de sus pasiones, las dos ruedas. La cita en este núcleo de población del término municipal de Guillena la organizó el Club Ciclista de Las Pajanosas, en colaboración con el Ayuntamiento. La concejal de Medio Ambiente, Manuela Ruiz (PSOE), acompañaba a mediodía a los vecinos en esta fiesta de la bicicleta que se celebró en el recinto ferial. Este fue el lugar de encuentro por la mañana, para iniciar una marcha urbana a las diez y media que recorría a lo largo de siete kilómetros esta localidad y sus urbanizaciones. A mediodía, degustaron gratuitamente un arroz que tuvieron que esperar que alcanzase su punto en la barra donde se recaudaban fondos para organizar próximas actividades y dinamizar la vida de este núcleo de población. La espera del arroz estaba ya calculada, como el resto del día gracias a un sinfín de actividades destinadas a hacerlas sobre las dos ruedas y al aprendizaje de conocimientos y habilidades que mantenían entrenidas a tres generaciones de aficionados. «Hay muchos niños que van en bici al cole, por eso es necesario enseñarles que por su seguridad llevan el casco, y ahí tenemos que estar todos a una: sin casco no hay bici», explica Lidia Borrego, una de las colaboradoras del Club Ciclista, natural de Marchena que en los últimos años fijó su residencia en Las Pajanosas. «Hemos diseñado un circuito para que lo hagan en el menor tiempo posible, también hacemos una carrera de cintas en bici, y además tenemos un castillo hinchable», explicaba Borrego animando a los más jóvenes, «hasta el final de la tarde contaremos con un grupo de música para animar la jornada». El Club nació hace un año por iniciativa de un grupo de amigos, explica su presidente, Manuel Jara, quien pone en valor el lugar donde se encuentran, idóneo para la realización de esta práctica deportiva. «Estamos en la Ruta del Agua: aquí nos levantamos de la cama y estamos montados en la bicicleta en un marco inmejorable», concluye.

  • 1