Local

Las regiones del PP abren un frente común contra la "insumisión" andaluza

La secretaria de Estado de Presupuestos amaga con retirar competencias o intervenir las cuentas regionales.

el 01 ago 2012 / 19:59 h.

TAGS:

Ferrer ha sido eliminado de los Juegos.

La decisión de la consejera de Hacienda andaluza, Carmen Martínez Aguayo, de abandonar el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) del pasado martes donde se fijó el límite de endeudamiento para las comunidades, puso ayer a Andalucía en el ojo del huracán. La postura más clara la ofreció la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, quien aseguró que "no hay ningún hueco para la insumisión" de las regiones debido al compromiso "asumido por el Estado español ante Bruselas", aunque, abundó, "tampoco podrían llevarla a la práctica porque no tienen financiación".

Fernández Currás esgrimió los mecanismos "fortísimos" que establece la ley de estabilidad, que van "desde recuperar competencias en cesión de tributos hasta llegar a la situación del artículo 155 de la Constitución", que implica la intervención de las comunidades. También el portavoz del PP en el Senado, José Manuel Barreiro, criticó la actitud andaluza afirmando que "España es una y todas las comunidades tienen que cumplir".

Un día después de la reunión, y mientras se intenta dar una imagen de unidad ante la UE, la confrontación entre las comunidades autónomas es más que evidente. Todas acusan a Andalucía de "deslealtad" al país al no querer hacer un sacrificio, que según dicen, los demás sí asumen.

El más duro fue el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, quien criticó con dureza el plante al considerar que se trata de una decisión "inútil" para los ciudadanos. "Que dos comunidades tan importantes se declaren en rebeldía es el peor servicio que se puede hacer al Estado autonómico", aseguró. No fue el único. El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, dijo que es un acto "irresponsable" de Cataluña y Andalucía, cuyos gobiernos "han engañado a todos sus ciudadanos". Desde Madrid también les acusaron de ser "incapaces" de mantener una "actitud de unidad ante Europa". El portavoz de la Asamblea de Madrid, Iñigo Henríquez, acusó a ambas de cometer un "gravísimo acto de deslealtad e irresponsabilidad". El presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra, fue el más comedido, pero también advirtió que "no puede haber unas que sí cumplamos con el déficit y otras que no lo hagan".

En línea opuesta, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, mostró su apoyo a la decisión de la Junta de abandonar el CPFF y al anuncio de recurso ante el Constitucional . Rubalcaba acusó a Rajoy de restringir la deuda a las dos regiones socialistas, Andalucía y Asturias, y reprochó al presidente y a Montoro su actitud de "ordeno y mando".

La reunión que el lunes mantuvo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con los barones del PP sirvió para llamar a filas a los presidentes y evitar escenas como la que se vivió en el CPFF del 12 de julio, cuando Extremadura y Castilla y León, ambas gobernadas por el PP, se abstuvieron en la votación del déficit fijado para 2013. El martes se ejemplificó esa imagen de unidad.

  • 1