martes, 20 noviembre 2018
22:41
, última actualización
Local

Las universidades de Sevilla, Granada y Málaga, la cuarta, séptima y octava que más patentan en España

el 06 may 2012 / 14:58 h.

TAGS:

Rectorado de la Universidad de Sevilla.

La Universidad de Sevilla (US), la de Granada (UGR) y la de Málaga (UMA) ocupan los puestos cuarto, séptimo y octavo en el ranking de centros españoles que más patentes han registrado desde el año 2002 hasta 2010, según se recoge en el último informe del Observatorio para el Seguimiento de la I+D+i Universitaria Española (IUNE).

Por su parte, la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), la Universidad del País Vasco (UPV) y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ocupan los tres primeros escalafones de dicho listado, con 211, 189 y 143 patentes registradas en esos ocho años, respectivamente.

De esta manera, la US ha registrado un total de 133 patentes en esos cuatro años, cifra que supera las 93 de la UGR y las 83 de la UMA, que empata con la de Oviedo. Entre la Universidad de Sevilla y las de Granada y Málaga se sitúan la Complutense de Madrid, con 123 patentes, y la de Santiago de Compostela, con 104.

Por el contrario, cierran la clasificación de patentes la Universidad Pablo Olavide (UPO) de Sevilla, con cinco patentes, la Universidad de Gerona, con cuatro, y la Universidad de Lérida y la Universidad Pompeu i Fabra con tres.

Este estudio se ha llevado a cabo a través de una herramienta que el Observatorio para el Seguimiento de la I+D+i Universitaria Española ha puesto en marcha y que analiza 42 indicadores en seis bloques a 73 universidades públicas y privadas. Este proyecto está coordinado por el Laboratorio de Estudios Métricos de la Información de la Universidad Carlos III de Madrid y colaboran la Universidad Pompeu Fabra, la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad Autónoma de Madrid.

PROYECTO IUNE

Según han explicado los centros que lo forman, el observatorio IUNE es la plataforma "más completa existente en la actualidad para valorar la actividad científica y de transferencia del conocimiento del sistema universitario español", ya que incluye dimensiones que no son abordadas en otros rankings nacionales o internacionales.

Este proyecto ha estado financiado, en un principio, por el Ministerio de Ciencia e Innovación y actualmente cuenta con el apoyo del Ministerio de Educación, que lo considera como fuente oficial para los indicadores de investigación del sistema universitario español, según han explicado las universidades.

La actividad científica e innovadora de 73 universidades españolas (48 públicas y 25 privadas), se puede visualizar a través de la web abierta que se ha creado para esta iniciativa ('www.iune.es'). En esta página se pueden consultar datos de un período determinado y obtener gráficos de manera automática basándose en una batería de 42 indicadores que los creadores han definido como "claros, sencillos y comparables" sobre la actividad universitaria.

Estos indicadores están centrados en seis dimensiones; en concreto, el número de profesores, el reconocimiento que obtienen, las características de su actividad científica (producción, productividad, colaboración, impacto, visibilidad), su competitividad para obtener proyectos, la innovación (patentes, licencias, spin-offs) y la capacidad formativa de las instituciones para la investigación (becas, ayudas, contratos, tesis).

La información que se aporta sobre estas seis dimensiones es la relativa al período 2002-2010 y se actualizará anualmente en todos los indicadores obtenidos, gracias a los datos recogidos de fuentes de información contrastadas y accesibles, como el Centro para el Desarrollo Técnico Industrial (CDTI), la Comisión Nacional Evaluadora de la Actividad Investigadora (CNEAI), la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), el Instituto Nacional de Estadística (INE), la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), la Red OTRI o la plataforma Web of Science, entre otras.

INCREMENTO DE LA PRODUCTIVIDAD DE LAS UNIVERSIDADES

El coordinador del Observatorio IUNE, Elías Sanz, ha señalado que "a través de los indicadores, cada universidad puede determinar su perfil de actividad y conocer su posición en el sistema universitario español, en función de su actividad científica o las áreas temáticas que se quiera analizar".

A su juicio, los resultados obtenidos hasta el momento muestran que, en global, se observa un incremento anual de la productividad de las universidades. Al final del periodo analizado, este incremento es del 95,3 por ciento respecto a 2002. "Resulta interesante detectar que cinco de las diez universidades más productivas son pequeñas, lo que pone de manifiesto el interés de ponderar los valores absolutos de publicaciones por el número de profesores", ha comentado Sanz.

Para el desarrollo del IUNE, que ha llevado más de tres años de trabajo de diversos grupos de investigación de las universidades involucradas, se han adoptado las directrices que deben seguir las clasificaciones de universidades, tanto en el contexto internacional como en España, y se ha decidido seguir con los principios de Berlín para la creación de rankings de este tipo, que se han convertido en una herramienta de gran interés para la evaluación de la actividad de las instituciones de educación superior.

  • 1