domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización
Local

Las vistas para revisar las cláusulas suelo se están señalando ya para 2017

Casi dos millares de sevillanos han reclamado la devolución de las cantidades cobradas indebidamente. La mayoría están a la espera de celebrar la vista.

el 07 sep 2014 / 10:00 h.

TAGS:

Imagen de archivo de uno del Juzgado de lo Mercantilnúmero 2 de Sevilla. / Foto: J.M. Espino Imagen de archivo de un Juzgado de Sevilla. / Foto: J.M. Espino

Si usted tiene una hipoteca con la conocida cláusula suelo y está pensando en reclamar ante los tribunales el dinero que el banco le está cobrando indebidamente, sepa que hasta dentro de dos o tres años no se celebrará su juicio. Eso sí, al menos merece la pena la espera porque las sentencias dictadas hasta ahora están siendo favorables a los usuarios. Los juzgados de lo Mercantil de Sevilla están señalando ya las audiencias preliminares (acto previo al juicio para intentar alcanzar un acuerdo) para finales de 2016 y principios de 2017. Los jueces piden soluciones urgentes porque esta nueva avalancha de asuntos les ha cogido desbordados ya por los concursos de acreedores (empresas en quiebra). Casi han multiplicado por 20 el número de demandas con respecto a 2013, pues reciben sobre una treintena al día.

Las audiencias preliminares para resolver las demandas por nulidad de las condiciones generales de contratación, las que piden anular las cláusulas abusivas, que están entrando ahora en los juzgados ya están siendo señaladas para enero de 2017, en el caso del Mercantil número 1, y para julio de 2016, en el caso del número 2. Si en este acto no se llega a un acuerdo hay que ir a juicio, «para lo que estamos intentando dar fecha pronto pero aún así se va a otro año más. Afortunadamente, son pocos los casos en los que no se resuelve en la audiencia». El motivo no es otro que el efecto llamada creado tras las primeras sentencias en las que se reconocía la nulidad de estas cláusulas, dictadas precisamente por los juzgados sevillanos, confirmadas por el Tribunal Supremo. Las cifras hablan por si solas: entre enero y julio de 2013 el Juzgado de loMercantil número 2 recibió 51 demandas por este motivo, en el mismo periodo de este año la cifra se eleva a 832. Casi se multiplica por 20, y esto es en un solo juzgado, con lo que al ser dos, la cifra total es el doble.

En este juzgado, según las cifras ofrecidas por fuentes del mismo, tienen ya registradas 1.096 demandas, «a las que hay que sumar una cifra similar de las del Mercantil 1», aseguran. Esto supone, que en los últimos meses están llegando a recibir «entre 12 y 15 demandas nuevas, y el Mercantil 1 otro tanto, porque todo lo que llega nuevo se divide a la mitad». Es decir, cada día son entre 24 y 30 procedimientos nuevos los que se inician. «Ya no tenemos ni sitio para almacenar», algo que es obvio a la vista de la cantidad de armarios que han tenido que montar entre las mesas de los funcionarios. «Han tardado meses en traernos algunos armarios, y en el sótano ya nos han dicho que queda poco espacio», explican, y eso que el edificio es relativamente nuevo, pues fue estrenado en 2009.

A esto hay que añadir que estos órganos no sólo llevan estos asuntos, ya que son los que se hacen cargo de los concursos de acreedores. «Es cierto que la cifra está bajando, pero es tan lento que no se nota. Más aún cuando por otro lado están aumentando tanto estas demandas», afirman en el juzgado. El Mercantil número 2 lleva registrados un centenar de concursos entre enero y el 31 de julio, frente a los 128 del año pasado en estas mismas fechas. La situación ya llevó a dotar a cada juzgado con un juez de refuerzo, pero hay un único secretario para ambos y los mismos funcionarios para todo, salvo dos de apoyo. Por eso, el juez decano, Francisco Guerrero, ya ha solicitado la creación urgente de dos juzgados más, aunque los magistrados de esta jurisdicción crean que ya harían falta «siete para paliar la situación».

Desde Ausbanc (la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios), su delegado en Sevilla, José Marín, lamenta estos retrasos pero al menos aplaude «que los jueces sevillanos nos estén dando la razón». Ellos ganaron el primer fallo y ya tienen presentadas 606 demandas, de las que en 66 casos tienen sentencias. «Todas ganadas, no como en Huelva, donde el magistrado las rechaza todas. Afortunadamente se marcha a Zaragoza», afirma Marín.

El delegado de la asociación sostiene que, pese a lo que hay que esperar, «merece la pena presentar la demanda porque recuperas el dinero cobrado indebidamente desde 2010, cuando bajaron los tipos de interés, hasta ahora y, además, se anula la cláusula para el futuro». «Los jueces de Sevilla están dando la razón con carácter retroactivo y además condenan en costas, por lo que se recupera el dinero y sale gratis al usuario», añade. Las costas incluyen las tasas judiciales, que para este tipo de procedimiento son de «318 euros, a lo que hay que añadir unos 600 euros para el abogado y otros 150 euros más el IVA, pero todo se recupera», incide.

  • 1