domingo, 17 febrero 2019
13:02
, última actualización
Local

'Legión': entre ángeles y demonios

Llega una nueva visión del final del mundo. El director y guionista Scott Stewart crea una aterradora y particular visión del Apocalipsis en la que los ángeles y los demonios se mezclan por igual en un escenario de lo más urbano, donde libran su última batalla contra una humanidad pervertida.

el 26 may 2010 / 18:04 h.

TAGS:

Llega una nueva visión del final del mundo. El director y guionista Scott Stewart crea una aterradora y particular visión del Apocalipsis en la que los ángeles y los demonios se mezclan por igual en un escenario de lo más urbano, donde libran su última batalla contra una humanidad pervertida.

Con muchas similitudes con varias cintas de acción sobre el armagedón, pero algo más espiritual, este filme ha tenido una gran acogida en EEUU y todo ello gracias a sus protagonistas, Paul Bettany y Dennis Quaid.

En esta película, Dios presenta una cara muy diferente a la que se espera de Él. Sus ángeles se convierten en seres celestiales al servicio del Creador, que quiere acabar con la imperfecta raza humana que Él mismo ha creado. Uno de ellos, el Arcángel Miguel, no está de acuerdo con este planteamiento y se enfrenta a su señor con un grupo de guerreros. El terror, la acción y la violencia están servidas.

En Legión, un polvoriento bar de carretera en el desierto de Mojave se convierte en la zona cero del último conflicto que tendrá lugar en la Tierra. Mientras la humanidad se autodestruye con gran violencia, un pequeño grupo de personas atrapadas en medio de ninguna parte se prepara para la última ofensiva con la ayuda de un misterioso y poderoso desconocido.

Sin ser conscientes del caos que se despliega alrededor del planeta, Bob Hanson (Dennis Quaid), propietario del remoto bar de carretera, y su socio Percy (Charles S. Dutton) se ocupan de su negocio como un día cualquiera.

La camarera del restaurante, Charlie (Adrianne Palicki), que está en su último mes de embarazo, sirve el desayuno a Sandra y Howard, una acomodada pareja de una zona residencial (Kate Walsh y Jon Tenney) que junto a su hija Audrey (Willa Holland) espera a que el hijo de Bob, Jeep (Lucas Black), les repare su coche.

Cuando la emisión de televisión se ve interrumpida y la línea telefónica se cae, el grupo se da cuenta de que ha perdido la comunicación con el mundo exterior. Mientras intentan comprender qué está pasando, ya sea por un terremoto o un ataque terrorista, una mujer mayor (Jeannete Miller) llega y pide candorosamente un filete a Charlie. Cuando le sirven su comida, empieza a escupir algunas obscenidades que dejan boquiabiertos a los allí presentes. En un abrir y cerrar de ojos, la frágil anciana desarrolla una fuerza sobrenatural y ataca brutalmente a Howard, dejándole gravemente herido.  

Su intento de conseguir ayuda se ve interrumpido por una nube de insectos que convierten al bar en el único lugar seguro en muchos kilómetros a la redonda. Al tiempo que asimilan la horrorosa situación en la que se encuentran, un desconocido (Paul Bettany) se une a ellos con un arsenal de armas robadas. Éste informa a Charlie de que el bebé que espera es la única esperanza para la humanidad y que está dispuesto a hacer todo lo que sea necesario para mantenerlo a salvo.

El mundo está a punto de convertirse en una auténtica pesadilla para el último bastión de la humanidad, cuando empiezan a llegar caravanas de enloquecidos asesinos en búsqueda de carne fresca, seguidos de cerca por un batallón de ángeles guerreros que se proponen destruirlo todo, en una aterradora visión del final de los días.

  • 1