Limones denuncia en Estrasburgo la desindustralización de la provincia

El regidor de Alcalá de Guadaíra pedirá al Consejo de Europa un pacto de control de subvenciones y contra la huida de empresas

el 26 ene 2014 / 21:40 h.

El senador por el PSOE de Sevilla y alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones, acude hoy al Consejo de Europa para reclamar que se pongan en práctica “políticas que penalicen la falta de responsabilidad social de las empresas europeas que son deshonestas con el territorio y el capital humano que las ha hecho crecer”. Defiende así una política industrial que dé respuesta y frene “el proceso de deslocalización industrial que sufren muchas empresas” y que está afectando especialmente a Alcalá, con el anuncio del cierre de Puleva como último episodio que sigue a la marcha de otras empresas claves para el municipio como Roca o Flex. Es la segunda vez que Gutiérrez Limones comparece en Estrasburgo “para denunciar el cierre injustificado de empresas de la que es víctima la provincia de Sevilla”. En una nota municipal, el dirigente socialista afirma que “es inadmisible que grandes empresas obtengan ganancias y posición internacional a costa del esfuerzo de los trabajadores de un territorio y decidan unilateralmente un traslado con la excusa de reducir costes en producción”. Del mismo modo, señala que “es una situación que sucede en todo el territorio del viejo continente ante la que el Consejo de Europa debe reaccionar con una política clara y contundente”. Su objetivo con la comparecencia de hoy es “llamar la atención sobre la escrupulosa vigilancia hacia las subvenciones públicas que las empresas puedan percibir a tenor de que se dirijan exclusivamente al fin solicitado, y puedan exigírseles responsabilidades ante el incumplimiento de acuerdos o una marcha, dado que las ayudas se conceden por la administración de un territorio”. Además, alerta de “la tragedia que esta actuación de las grandes empresas está provocando en el ciudadano de la provincia, una circunstancia que no es puntual ni local, ya que ocurre en muchas áreas metropolitanas”. Limones apunta que “la crisis económica, la política monetaria expansiva de otros países y, sobre todo, la falta de respuesta a la deslocalización industrial europea están provocando que lleguemos a esta dramática situación”. En este sentido, agrega que “todos los partidos debemos unirnos en esto y plantear sin dilación una hoja de ruta que rompa con esta sinergia tan negativa”. De este manera, el alcalde asegura que apuesta por “desarrollar políticas que provoquen el retorno de la producción industrial que se ha localizado fuera del país” y aboga por “políticas públicas más equilibradas, más justas y más atentas a las ciudades y los territorios”. “Las empresas rentables están marchándose, los trabajadores se están quedando sin empleo y las inversiones en infraestructuras y nuestros esfuerzos en tantas áreas pierden su valor. Es necesario responder ahora y responder juntos: gobiernos, empresas, sindicatos, patronales y consumidores”, denuncia. El alcalde alcalareño también señala que “hace falta redefinir el compromiso que las empresas tienen con sus sociedades, con todas aquellas en las que se han instalado porque no somos factores de producción sino ciudadanos y no sólo aportamos al crecimiento de la empresa como consumidores”.

  • 1