jueves, 13 diciembre 2018
19:27
, última actualización
Local

Limones recurre también a la integración del PSOE de Sevilla

El candidato de los críticos pide respeto al rival, a la vez que exige el voto en libertad y sin miedos.

el 09 jul 2012 / 22:14 h.

TAGS:

Gutiérrez Limones en el acto de presentación de su candidatura. Foto: José Luis Almunia
-->-->-->

El mismo mensaje, pero con distinto acento. El alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones, cerró ayer el proceso de presentación de su candidatura a la Secretaría General del PSOE de Sevilla con un acto que llenó -como ya ocurriera hace una semana con su rival, Susana Díaz- la sede de los socialistas sevillanos de Luis Montoto. Su discurso fue el del diálogo y el de evitar la confrontación y, para ello, pidió respeto para su contrincan- te y "compañera de partido", Susana Díaz, a la vez que disipó cualquier atisbo de confrontación de sus compañeros de viaje con la dirección regional enarbolando un mensaje de apoyo al secretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán. "Todos trabajamos por Rubalcaba y Griñán", reivindicó Limones, que en este periodo convulso del PSOE de Sevilla es, dentro del sector crítico, el que menos mensajes de controversia ha generado. Tal fue el tono de su mensaje que avanzó que, en caso de ser elegido para liderar al PSOE de Sevilla, llamaría a delegados que "no le hayan votado" para pertenecer a la Ejecutiva, recurriendo al mensaje de integración que empleó hace siete días.

Sólo hubo un dardo, que escenificaron más sus cuatro teloneras que el propio candidato. "Que la libertad sea de verdad y no haya miedo a decir lo que uno piensa", expresó la histórica Carmen Hermosín, en la misma línea que Paula Navarro, concejal de Espartinas y presentada como la más joven de los ediles socialistas sevillanos, que defendió que a ella "no le callan la boca". En ese mismo término se expresaron la también concejal Silvia Calzón (Utrera) y la exconsejera Evangelina Naranjo, que enarboló las virtudes pidiéndole "lo mismo que ha logrado en Alcalá como alcalde". Sobre el discurso del miedo, Limones se limitó a pedir a sus aliados que si Susana Díaz convoca actos, "tengan la libertad de ir a escucharlos". Esa fue su única petición en un discurso donde propuso la creación de la Agrupación Central de Sevilla capital, un Consejo Municipal como "espacio del municipalismo" donde debatan "los alcaldes y los portavoces" y abrir las ventanas del PSOE "para airear el interior del partido" y "abrirse a los ciudadanos con un gran debate público".

Con esa reivindicación de los munícipes, Limones se rodeó en el escenario de alcaldes y portavoces (La Rinconada, Dos Hermanas, Morón, Coria del Río, Alcalá del Río, Salteras, Las Cabezas de San Juan o Utrera), así como parlamentarios como Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. Tampoco faltaron el expresidente José Rodríguez de la Borbolla o el exalcalde de Sevilla Manuel del Valle. De la capital, acudieron ediles de la actual corporación (Eva Patricia Bueno, Juan Manuel Flores y Encarnación Martínez), a los que se sumó un comunicado de respaldo de siete de los 11 secretarios generales de la capital.

  • 1