miércoles, 12 diciembre 2018
05:43
, última actualización
Deportes

Llano antes del puerto

PREVIA. El Sevilla afronta en Almería un partido que puede prolongar su buena racha de resultados, justo antes de recibir al Málaga y enfrascarse en un probable duelo cruzado con el Valencia.

el 11 ene 2015 / 00:07 h.

Entrenamiento del Sevilla en la ciudad deportiva. / Inma Flores. Entrenamiento del Sevilla en la ciudad deportiva. / Inma Flores. El mes de enero es una auténtica Montaña Rusa para los equipos españoles. Tras las vacaciones, el calendario se envenena y trae una ristra de partidos innumerables. Además, la segunda parte de la temporada casi que ya empieza y los puntos hay que ir sumándolos para no quedarse rezagado. El Sevilla afronta esta mañana su tercer partido tras la Navidad, todos agrupados en ocho días. Será en Almería, tierra que vio crecer deportivamente a un Unai Emery, que el miércoles cumple dos años desde su desembarco en la entidad nervionense, donde los sevillistas tratarán de seguir con el buen caminar que lleva el equipo en Liga. Si hoy vencen, superarán al Valencia y entrarán en puestos de Champions. Será el último llano para los hombres de Emery, ya que los futuros enfrentamientos pueden decidir, y mucho, el devenir de la temporada del club. Pasado el duelo de esta mañana, y sorteando el miércoles una eliminatoria copera que el Sevilla tiene bastante encarrilada (1-2 venció en Granada), llegan los verdaderos puertos de montaña: primero el Málaga dentro de siete días en el Sánchez-Pizjuán, aunque lo verdaderamente gordo llega a continuación: si Sevilla y Valencia pasan sus respectivas eliminatorias en la Copa del Rey se verían las caras en Mestalla dos veces en cuatro días (primero Copa y después Liga). Posteriormente, el pase a semifinales se dirimiría en el Sánchez-Pizjuán. Todas estas elucubraciones y duelos hipotéticos –hablando de la Copa del Rey, no en Liga–, vienen a señalar la importancia de que el núcleo duro de la plantilla, las piezas fundamentales en el engranaje del Sevilla, lleguen en perfectas condiciones a estos encuentros. Uno de ellos es Nico Pareja. El argentino sintió un pinchazo en una carrera frente al Granada. Unai lo sustituyó, aunque viendo cómo se movía no había que temer una lesión importante. Aun así, la lista de 19 futbolistas indica que el entrenador no las tiene todas consigo. Forzar a Pareja podría ocasionar que el jefe de la zaga pudiera agravar su lesión y perderse alguno de los duelos fundamentales. No es la única posible ausencia del Sevilla para el duelo en Almería. Otros dos jugadores fundamentales se pierden seguro el partido: Krychowiak cumple ciclo de tarjetas y Mbia está en la Copa de África. La pareja de pivotes titulares queda totalmente destruida. Unai deberá improvisar. La primera idea que el entrenador tenía en la mente era la de colocar a un hombre de su confianza como Carriço en la medular, junto a Iborra y con Banega por delante. La probable baja de Pareja haría que Carriço se quedara como central y Banega se colocara en el doble pivote. Movimientos de piezas que pueden dar al Sevilla un cariz netamente ofensivo, dejando en la parte de arriba un espacio libre que tendrán que pelear Denis Suárez y Deulofeu. Bacca, Vitolo y Reyes parecen fijos en el once, por lo que los dos jugadores venidos de la cantera del Barcelona podrían tener una buena oportunidad de ganarse la titularidad. Llano con ciertas curvas para un Sevilla que llega castigado de piernas a la montaña.

  • 1