Deportes

Llegan los centrales, se va Damiá y quizá le siga Pavone

Belenguer y Dorado ya se entrenan como jugadores del Betis. Damiá, en cambio, ha dejado de hacerlo porque se va a Osasuna. Pavone puede seguir sus caminos, pero hacia River Plate.

el 20 jul 2010 / 21:37 h.

Dorado, el doctor Calero y Belenguer, ayer en la clínica.
Ni un día y medio llevaba el Betis en su concentración El Portil y Pepe Mel vio ayer cómo su plantilla empezaba a sufrir las transformaciones típicas de la época veraniega. Por la mañana se marchó y despidió Damiá, que firmará un contrato de tres temporadas con Osasuna después de ser verdiblanco durante cuatro años, y por la tarde llegaron y se entrenaron los dos nuevos centrales, Belenguer y Dorado, que horas antes habían pasado el reconocimiento médico. El doctor Tomás Calero fue el nexo de unión de todos estos acontecimientos: fue él quien trajo a Damiá a Sevilla, aprovechando que debía ir a la clínica Nisa a chequear a los dos últimos refuerzos, y fue él quien llevó a los fichajes al stage de Huelva.

Damiá es la primera baja -"ha sido un inmenso orgullo formar parte de esta familia", confesó en su adiós- y Pavone puede convertirse en la segunda. El delantero está en El Portil, pero su futuro pasa por su regreso a Argentina. O eso parece, porque hay dos clubes de allí que pujan por él. El interés de San Lorenzo de Almagro ya era conocido, pero en las últimas horas ha irrumpido River Plate, y todo el mundo en Argentina sabe que Pavone es hincha confeso del conjunto millonario.

Un directivo de River reveló ayer a la cadena ESPN que ya habían enviado una propuesta formal al Betis. "Nosotros no podemos hacer frente a una operación de semejante magnitud, pero hay empresarios que siguen creyendo en River. Ya hablamos con el presidente del Betis y de palabra nos pusimos de acuerdo. Enseguida le mandamos un fax reflejando las cosas que conversamos, así que si todo marcha bien vamos a cerrarlo en poco tiempo", comentó el ejecutivo. No tardó en reaccionar el entrenador de San Lorenzo, Ramón Díaz, quien espetó que había conversado con Pavone y que el ariete le había asegurado que quería ir a San Lorenzo.

RUBÉN CASTRO. El Betis, al margen de que quiera desprenderse de Pavone (y de Sergio García, y de Emana...), también está al revés, buscando un delantero. En la lista hay un nombre prioritario, el de Rubén Castro, que se ejercita en solitario en La Coruña tras concluir su cesión en el Rayo. El canario es representado por Bahía, con la que tanto se habla Luis Oliver, pero tiene contrato con el Dépor.

  • 1