miércoles, 20 febrero 2019
23:03
, última actualización
Deportes

Lopera sigue escondido y los rumores de venta se suceden

el 05 jul 2010 / 21:42 h.

 
El Betis presenta hoy las nuevas equipaciones para la temporada 2010/11 en el estadio, en un acto al que no asistirá Manuel Ruiz de Lopera, que sí lo hizo la pasada campaña en el restaurante Abades Triana. Quien sí acudirá, aunque dirá poco, será el aún presidente José León, que protagonizará la primera comparecencia pública de un miembro del consejo de administración bético desde que, minutos después del no ascenso a Primera, el pasado 19 de junio, el nuevo portavoz de la entidad, José María Blanco, diera una sonrojante rueda de prensa anunciando inminentes ‘medidas drásticas’ y señalando que “lo que hoy se ha consumado es la crónica de una tragedia prevista”, emplazando a los medios a una nueva cita, que hasta la fecha no se ha producido.

El mutismo en el Betis ha sido sepulcral desde que concluyera la temporada y el propio Lopera ha dado órdenes expresas a sus consejeros para que no hagan declaraciones a los medios de comunicación, pese a los insistentes rumores, que crecen cada día que pasa, de venta al empresario navarro Luis Oliver. Desde el club, unos y otros insisten en que Lopera está deseando desprenderse de su paquete de acciones y que las negociaciones con Oliver son ‘verdaderas’, aunque las filtraciones que han salido del entorno del empresario navarro, asegurando que la compra ya estaba cerrada y que incluso había adelantado dos millones de euros, no han hecho más que dotar de descrédito a la presunta operación, una historieta más de las muchas que han protagonizado Lopera y sus acciones en el último lustro. Uno de los asesores de Oliver en esta ‘operación’ es Manuel Recio, presidente accidental del Sevilla FC en la famosa junta de accionistas de 1997 (en la que José María del Nido denunció la presencia de un hombre armado en la sala), que ahora anda negociando, supuestamente, la compra del Betis.

Lopera, por cierto, ha de comparecer el próximo día 14 de julio ante la juez Mercedes Alaya para declarar como imputado por presunto delito societario. Los abogados de los grupos opositores, que ejercen de acusación particular en este proceso, consideran que si sigue adelante con la venta de las acciones (ellos piensan que no sería más que una autoventa), Lopera será acusado también por alzamiento de bienes, con lo que su situación procesal se complicaría sobremanera, por lo que siguen con expectación la evolución de los hechos.

A todo esto, el Betis tampoco tiene confirmado el entrenador para la próxima campaña. Lopera sigue escondido, sus consejeros callan y los rumores de venta se disparan. Todo un cúmulo de despropósitos. 

  • 1