martes, 23 abril 2019
08:40
, última actualización
Local

Los arquitectos visitan el lugar donde se creará el Museo de la Cerámica de Triana

133 arquitectos y diseñadores interesados en presentar su propuesta sobre cómo será el nuevo museo.

el 15 sep 2009 / 18:10 h.

TAGS:

Los hay nacionales e internacionales. En total, 133 arquitectos y diseñadores interesados en presentar su propuesta sobre cómo reconvertir Cerámica Santa Ana, en la calle Antillano Campos, en el Museo de la Cerámica de Triana. Ayer giraron visita los dos primeros grupos.

Planos en mano, cámaras fotográficas en ristre, interés elevado a la máxima potencia. De tal guisa y con tales ánimos se presentaban, a eso de las once de la mañana, los componentes del primero de los cuatro grupos organizados por Turismo de Sevilla. En la confluencia de Callao con San Jorge, en Antillano Campos (pleno corazón trianero y alfarero) les esperaba una persona en nombre del Ayuntamiento para hacerles de guía en su visita a un edificio con varios siglos a sus espaldas donde ha habitado siempre el espíritu alfarero. Eso fuera, porque dentro les esperaban los dueños del lugar, de Cerámica Santa Ana, quienes siguen viviendo de los barros, como sus colegas de las tiendas vecinas.

En total, desfilarán hasta hoy martes por los desgastados muros seculares del edificio 133 participantes entre arquitectos, ingenieros y diseñadores, los mismos que se han inscrito en Turismo de Sevilla no por gusto, sino con un afán laboral.

No en vano, Ayuntamiento y Junta de Andalucía, dentro de un plan de acción conjunta, hace ya tiempo que acordaron la compra de ese espacio emblemático para reconvertirlo en el Museo de la Cerámica de Triana. Y de lo que se trata ahora es de dar con el proyecto de museo que más convenza y respete las esencias de un espacio destartalado, sin urbanismo claro, con varios niveles y zonas a pique de ruina (de ahí los puntales), pero con todo el peso de la historia alfarera, como acredita la presencia de varios hornos islámicos que han estado funcionando hasta el siglo XX.

Con tal misión en mente, los 133 aspirantes a dejar su impronta en el futuro Museo de la Cerámica de Triana se pasearon por sus dependencias. De éstos, 115 proceden de inscripciones por libre, mientras que a propuesta del Colegio de Arquitectos se han unido otras 18 más.

El periodo de inscripción finalizó el 23 de octubre, fecha desde la que se halla abierto el plazo de presentación de propuestas, que finalizará el próximo 9 de diciembre.

Mientras los aspirantes toman contacto con el lugar y formulan sus proyectos, ha trascendido que el Instituto Andaluz de Patrimonio (IAPH) procederá a inventariar los bienes muebles (dibujos, moldes, paños cerámicos y demás objetos valiosos) atesorados en la fábrica, los mismos que el Ayuntamiento se ha propuesto adquirir -previo acuerdo con sus propietarios- para que no se marchen de casa, aunque ya debidamente musealizados.

Esos enseres se verán engrosados con un fondo de excepción: el correspondiente a los siglos XVIII, XIX y XX, recopilado por el ceramólogo Vicente Carranza a base de piezas valiosísimas que resumen lo mejor de nuestra producción ceramista. Y en paralelo, hay negociaciones abiertas con firmas como Mensaque o Ramos Rejano para aumentar el patrimonio expositivo del museo.

  • 1