martes, 26 marzo 2019
08:22
, última actualización
Local

Los Bermejales, un barrio dividido por el golf

La idea de tener una escuela para el tercer deporte con más federados de Andalucía no seduce a todo el vecindario de Los Bermejales.

el 01 oct 2014 / 13:00 h.

16209585 El portavoz municipal del PSOE, Juan Espadas, esta semana con un grupo de vecinos de Los Bermejales. / El Correo Los datos que facilitaba ayer a El Correo la Federación Andaluza de Golf no dejaban lugar a la duda:es el tercer deporte de Andalucía en número de federados (solo superado por el fútbol y el baloncesto), y, en el caso concreto de Sevilla, las licencias son 6.790, lo que significa, por ejemplo, más que todas las que hay de piragüismo en toda España. Pero aun así, en Los Bermejales no ven clara la idea municipal de tener una escuela que enseñe a practicar ese deporte, como se anunció este verano. Hay, como se suele decir en lenguaje taurino, división de opiniones. La primera en emitir la suya estos días atrás fue Conchita Rivas, la presidenta de la asociación vecinal Bermejales 2.000, que se felicitaba por la iniciativa: «Son muchas las manifestaciones de apoyo y reconocimiento recibidas en esta asociación» desde que el Ayuntamiento lo dio a conocer, «puesto que se trata de una colaboración público-privada que redunda en beneficio de la ciudadanía sin coste para las arcas públicas». Encima, añadía Rivas, la escuela de golf «propiciará que el barrio reciba un continuo flujo de visitantes de toda Sevilla y municipios limítrofes que deje beneficios» en el barrio. Estos sentimientos no eran unánimes. El lunes, el portavoz municipal del PSOE, Juan Espadas, se presentó allí para respaldar al grupo de vecinos contrarios al campo de golf, apoyados por la asociación Bermejales Activa, y exigir al alcalde la paralización del proyecto en favor de un pabellón deportivo de base. «Estos vecinos tienen claro», decía Espadas, «que con ellos no ha contado Zoido a la hora de apadrinar e impulsar la construcción aquí de un campo de golf, que esquilmará las oportunidades del barrio de tener una instalación deportiva al uso, con las pistas y equipamiento que realmente necesitan para el perfil de la población y para el importante número de familias jóvenes con hijos pequeños y adolescentes. Zoido vuelve a sucumbir anteponiendo los intereses de una empresa privada con una idea feliz sobre las necesidades de los vecinos de Sevilla». Como cabía esperar, el equipo de gobierno local contestó ayer por boca de su delegado del distrito, Rafael Belmonte. Este dijo que la idea de construir esta escuela y este campo de golf «parte precisamente del interés de los vecinos y del interés mostrado por diferentes inversores en el proyecto, que será construido y gestionado en régimen de concesión administrativa después del preceptivo concurso público». Belmonte aseguró que «una amplia mayoría de vecinos está de acuerdo» con ello, y que así se lo han hecho saber, y por si fuera poco, el nuevo invento «servirá para completar la la amplia oferta deportiva con la que ya cuenta el barrio gracias al centro deportivo Bermejales, que vuelve a ser útil tras el proceso de readjudicación a otra empresa concesionaria» y que cuenta desde mayo con cuatro pistas de pádel, clases infantiles y cursos para adultos, campos de fútbol-7 y fútbol sala y está mirando a ver si pone un campo de fútbol de césped. Espadas, dice él, «no vive en la realidad de lo que quieren los sevillanos».

  • 1