lunes, 25 marzo 2019
23:27
, última actualización

Los ciclistas ya cuentan con 500 kilómetros de ruta en la provincia

La oferta comprende 18 etapas que se inician en el Aljarafe y se adentran en las marismas del Guadalquivir, la Sierra Norte, la Campiña y la Sierra Sur.

el 11 oct 2014 / 23:18 h.

El slogan que ha llevado a gala la Diputación en materia turística siempre ha sido el de Hay una provincia por descubrir. Pero nadie había desentraado el misterio de si se podía descurir pedaleado. La Guía de Cicloturismo de la Provincia de Sevilla venía a desenmascarar ese mito de que la turismo en bici era patrimonio de la capital. En su presentación, sólo se abordó retazos, pero la realidad de las 41 páginas de esta guía es que los amantes del ciclismo tienen la posibilidad de recorrer cerca de 493 kilómetros en bicicleta –casi tres etapas de la Vuelta a España– distribuidos en 18 etapas que ofrecen, en su recorrido, parajes naturales de incalculable valor –desde las cascadas del Huéznar hasta las minas de Aznalcóllar o el Cerro del Hierro–, joyas del patrimonio, museos e incluso enclaves de nuevo cuño, como la central solar de Fuentes de Andalucía. Rutas que aportan, según explica el presidente de la Diputación, FernandoRodríguez Villalobos, «una visión más cercana del territorio» y de comarcas como las del Aljarafe, la Vía de la Plata, las Sierras Norte y Sur o La Campiña. rutaUna de las claves de la guía, editada por Turismo de la Provincia y que se colgará en los próximos días tanto en su página web como en la de la propia Diputación de Sevilla, es la conexión ferroviaria con los recorridos trazados. Así, recuerdan que los viajeros de Cercanías y Media Distancia pueden portar su bicicleta en sus viajes y señalan seis estaciones claves para iniciar las etapas cicloturísticas: Las Cabezas de San Juan, Constantina, Marchena, Lora del Río, El Pedroso, Sanlúcar la Mayor y Benecazón. Salvo esta última, el resto se encuentra a escasos 100 metros del inicio de las rutas fijadas en el mapa. Si no, también está la opción de acceso en bici, con dos caminos, que parten de la plaza de España de Sevilla y llevan al camino de Santiago por la Vía de la Plata (hasta la Venta del Alto, a 48,7 kilómetros distancia) y al Corredor Verde del Guadaíra (15,9 kilómetros). Pero, lo más relevante está en los recorridos turísticos de la guía y sobre todo, los rincones que ofrece. Las 18 etapas contemplan un circuito que comienza en el Aljarafe ribereño, se adentra en la Sierra Norte, baja por la Campiña hasta llegar a municipios de la Sierra Sur como Coripe o Montellano y regresar a la comarca delAljarafe a través de las marismas del Bajo Guadalquivir. La primer etapa cicloturística fija 26,9 kilómetros entre Coria y Aznalcázar, teniendo como punto de partida las barcazas corianas y con  enclaves en el recorrido como el Museo de la Autonomía de Andalucía, la Cañada de Los Pájaros –lugar  ideal para el avistamiento de aves– o los pinares de Aznalcázar, a apenas 200 metros del Centro de visitantes del Corredor Verde del Guadiamar, que es el inicio de la segunda etapa, de 31,7 kilómetros, hasta Aznalcóllar, donde se muestra la recuperación de este enclave natural tras el desastre de las minas en 1988. Las etapas requieren diferentes niveles de exigencia. Si las dos primeras son suaves, la tercera es de nivel medio. Consta de 29,4 kilómetros y llega hasta El Castillo de las Guardas, en un paisaje rodeado de jaras y alcornoques. Un entorno natural que persiste en la etapa hasta El Ronquillo –con visita al embalse de La Minilla– y la etapa hasta Almadén, donde el ciclista se adentra en elParque Natural de la Sierra Norte (Vía Verde). La etapa de más recorrido unirá Almadén con Cazalla de la Sierra (56 kilómetros) y, en las siguientes, los turistas podrán ir a pedales al batán de las Monjas, divisar las cáscadas del Huéznar, el Cerro del Hierro o el jardín botánico El Robledo. De ahí toca bajar a la Campiña,  pasando por la fínca de toros de los Miura. De La Campana a Fuentes y de este a Lantejuela y La Puebla de Cazalla, donde cambia el paisaje a tierras de olivar y almazaras. Y de ahí a Morón, Coripe y Montellano, donde vuelve las estampas más de media montaña y las paradas en haciendas. Y ya la última etapa, cuando desde Las Cabezas de San Juan se recorre a pedales la marisma, teniendo durante 20 kilómetros de acompañante –a la izquierda–, al río Guadalquivir.

  • 1