lunes, 10 diciembre 2018
21:46
, última actualización
Deportes

Los culpables de una gran temporada

El Sevilla Fútbol Club ha logrado levantar un nuevo título europeo y, tras dos pobres campañas en la Liga, ha terminado en la quinta posición. Los jugadores y el entrenador son los culpables de todo y aquí exponemos de forma pormenorizada cómo ha sido el rendimiento de cada componente de la plantilla. LEA EN REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN DE PAPEL.

el 23 may 2014 / 22:28 h.

SEVILLA-BENFICA 13-14[2]LEA EN REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN DE PAPEL El Sevilla Fútbol Club ha completado una gran temporada después de dos pobres campañas que obligaron a formar un equipo nuevo el verano pesado. Fueron 14 incorporaciones las que llegaron al vestuario del equipo de Sánchez-Pizjuán. Muchos jóvenes valores que poco a poco fueron demostrando, unos más y otros menos, unas cualidades que permitieron al equipo terminar en la quinta posición y levantar el trofeo de la Liga Europa. En estas páginas hemos querido concretar uno a uno el papel de los jugadores de la primera plantilla. La portería comenzó con tres jugadores en el plantel:Beto, Javi Varas y el canterano Julián Cuesta. El portugués fue el titular para Unai Emery en la competición liguera mientras que la Liga Europa quedó reservada para Javi Varas hasta la eliminatoria con el eterno rival en la ronda de octavos de final. Desde entonces, el luso también jugó en Europa y su participación fue decisiva en las dos tandas de penaltis. En la final se consagró cuajando un excelente partido y parando dos lanzamientos en la tanda de penaltis que valieron para que el Sevilla levantara el trofeo. El joven Julián Cuesta no iba a tener oportunidades y se fue al Almería en el mercado de invierno, donde tampoco ha tenido minutos debido a la supremacía del veterano Esteban. el mejor fazio. En la línea defensiva el más destacado ha sido el argentino Federico Fazio, que ha cuajado su mejor temporada desde que milita en el Sevilla y ha logrado un nivel similar al de los mejores centrales europeos. Seguro que este verano llegan varias e importantes ofertas por el jugador. Su compatriota Pareja ha terminado rindiendo a muy buen nivel pero le costó mucho alcanzar un rendimiento óptimo. Juan Cala, que era el último central de la plantilla se fue en el mercado de invierno al Cardiff para jugar en la Premier y en algunos momentos, por culpa de las lesiones, se echó de menos un central más en la plantilla. En los laterales, Coke fue indiscutible y Diogo, aunque ha contando con bastantes minutos, no terminó de romper. En la otra banda, Alberto Moreno tuvo una temporada aceptable pero el sevillismo esperaba bastante más. Empero, está en la lista de 30 preconvocados para el Mundial de Brasil aunque parece que será difícil que participe en la cita internacional. Por último Navarro sigue demostrando que la veteranía es un grado y ha tenido un rendimiento más que aceptable de lateral y central. pivotes. Carriço, Iborra y Mbia fueron los pivotes defensivos más usados por Emery. Amén del croata Ivan Rakitic, que alternó este con la posición de mediapunta. Carriço ha sido fundamental cuando ha estado bien físicamente, al igual que Mbia. Los dos han sido castigados por las lesiones pero ha demostrado su gran capacidad para sostener al equipo defensivamente cuando el rival apretaba. Iborra también ha cumplido aunque sus inicios también fueron más titubeantes. El croata, por su parte, fue el cerebro sevillista la mayoría de los partidos y su campaña fue de matrícula de honor. Falta resolver si renovará su contrato y si será vendido esta temporada o continuará en el equipo sevillista el próximo curso. En las bandas, el canario Vitolo y el utrerano José Antonio Reyes fueron los titulares indiscutibles para Unai Emery. El primer, fundamentalmente, ha sido uno de los grandes fichajes de esta campaña y no le ha venido grande su debut en Primera. El utrerano, por su parte, sigue dejando buena muestra –aunque la afición siempre quiere más– de la gran calidad que tiene como futbolista. El cántabro Jairo, otro de los jóvenes valores, tuvo más protagonismo al principio de la temporada pero desapareció de las alineaciones de Emery. Al final de la campaña ha tenido algo más de participación y ha demostrado que tiene calidad pero aún debe dar bastante más. El gran fiasco de la campaña fue el alemán Marko Marin. Cedido por el Chelsea vino a Sevilla para tener los minutos que no tenía en la Premiar y no se ha ganado en ningún momento la camiseta de titular. Entre las lesiones y la poca ambición, a pesar de los tirones de oreja públicos de Emery, ha terminado la campaña demostrando que tiene una calidad exquisita pero carece de compromiso e implicación. bacca y gameiro. Los dos han firmado una campaña sobresaliente. El colombiano ha sido algo más titular para Unai Emery y ha terminado la campaña con 21 goles, la misma cifra que Kevin Gameiro. El francés buscaba aquí los minutos que no tenía en el PSG y también ha superado con sobresaliente su primera temporada en el club de Nervión. El tercero en liza fue Rusescu, que se fue en el mercado de invierno al Sporting de Braga. El canterano Carlos Fernández fue la tercera opción y dejó buenas sensaciones cuando tuvo minutos. LEA EN REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN DE PAPEL

  • 1