Los empresarios advierten de que la ausencia del tranvía provocará más cierres y despidos

La FICA cree que la economía alcalareña pierde competitividad sin esta infraestructura.

el 17 nov 2014 / 22:47 h.

AlcalaSin el tranvía, la economía alcalareña continuará resintiéndose. Es lo que advirtió ayer la Federación de Industriales y Comerciantes de Alcalá de Guadaíra (FICA), cuando señaló que el polo industrial y empresarial de la localidad podría sufrir nuevos «cierres» y despidos como consecuencia de la «pérdida de competitividad» que sigue acuciándose por la paralización de las obras de este tranvía, destinado a conectar la ciudad con el metro de Sevilla, y del desdoble del tramo alcalareño de la carretera autonómica A-392. Una advertencia que ya expuso hace una semana el alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones, que señaló que su no ejecución dañaría la economía no sólo de Alcalá sino del área metropolitana. Los empresarios alcalareños mostraron su «extrañeza» después de que los presupuestos de la Junta de Andalucía para 2015, otro año más, no haya destinado ninguna partida presupuestaria para reanudar las mencionadas obras del tranvía ni los trabajos del desdoble del trazado de la carretera A-392 entre Alcalá y Dos Hermanas. Según la FICA, se estarían incumpliendo dos proposiciones no de Ley aprobadas por unanimidad de todos los grupos políticos del Parlamento andaluz. «La reclamación del tranvía y de la carretera Alcalá-Dos Hermanas ha movilizado a la sociedad alcalareña y a diversas instituciones como la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), la Cámara de Comercio, la Universidad Pablo de Olavide (UPO), los comerciantes de Dos Hermanas y los ayuntamientos de Alcalá de Guadaíra y Mairena del Alcor», apuntó la organización empresarial, recordando a su vez las más de 10.000 firmas para este fin. Los empresarios indicaron del impacto de esta decisión, pues en el caso del tranvía, cuyas obras se paralizaron en 2011, la inversión ejecutada asciende a unos 76 millones, llegando la obra a un grado de ejecución de más del 77 por ciento, lo que supone que «el coste de no acabar las obras es mayor que el de rematarlas, teniendo en cuenta, además, que están sufriendo robos, destrozos y vandalismo». Sobre la carretera Alcalá-Dos Hermanas, «su situación actual supone un peligro para los conductores que circulan desde hace años por los carriles provisionales instalados», toda vez que «se trata de una obra que se financia en un 65 por ciento con fondos europeos y, en caso de no ejecutarse la inversión con prontitud, podrían perderse esos fondos». «Aún se está a tiempo de incluir partidas para ambas obras en la tramitación de los presupuestos», incidió la organización empresarial dado que, sin estas infraestructuras, el polo industrial de Alcalá «perderá competitividad y eso podría traducirse en nuevos cierres de empresas y en despido de trabajadores». «Las empresas de Alcalá necesitan infraestructuras», dijo.

  • 1