lunes, 18 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

Los etarras de T-4 volverán a ser juzgados este mes por intentar atentar en Azca

Igor Portu, Mattin Sarasola y Mikel San Sebastián volverán a sentarse en el banquillo el 25 y 26 de mayo por intentar colocar un coche-bomba en esta zona comercial de Madrid.

el 07 may 2010 / 17:10 h.

TAGS:

Así lo han confirmado fuentes jurídicas a Efe, que han añadido que la sección primera de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional también juzgará a su compañero del "comando Elurra" Joseba Iturbide.

El fiscal, que pide penas de entre 30 y 33 años de prisión, imputa a todos ellos un delito de conspiración para la realización de estragos terroristas, pertenencia a banda armada, tenencia y depósito de sustancias o aparatos explosivos terroristas, y añade para Portu y Sarasola el de tenencia ilícita de armas terroristas.

Para perpetrar el atentado en AZCA, según el escrito fiscal, Portu alquiló en Irún (Guipúzcoa) un coche, modelo Kia Picanto, con el que los cuatro miembros del "comando Elurra" se desplazaron a Madrid vía Zaragoza en diciembre de 2007 con el fin de "mirar el sitio donde colocar un vehículo-bomba".

A las 13:26 horas del 1 de diciembre de 2007, detalla el escrito, los procesados accedieron al aparcamiento del ente público ADIF, situado en la confluencia del Paseo de la Castellana con la calle de Raimundo Fernández Villaverde.

Los presuntos terroristas eligieron el aparcamiento existente entre el edificio de El Corte Inglés y el BBVA para colocar el citado vehículo con explosivos, pero finalmente no lo estacionaron ya que Portu y Sarasola fueron detenidos el 6 de enero de 2008 en la zona de Udala próxima a Mondragón (Guipúzcoa), cuando se disponían a subir a una furgoneta.

En el momento del arresto, ambos llevaban en una mochila dos revólveres, que, tras analizar sus números de serie, se verificó que habían sido robadas por ETA de la empresa SIDAM, en Vauvert (Francia), el 23 de octubre de 2006.

Gracias a estas detenciones se pudo evitar un atentado "de similares características" al cometido el 30 de diciembre de 2006 en la T-4 del aeropuerto de Barajas, según señaló el fiscal Daniel Campos durante el juicio celebrado esta semana a Portu, Sarasola y San Sebastián en el que pidió 1.120 años de prisión para cada uno de ellos.

 

  • 1