sábado, 23 marzo 2019
15:43
, última actualización
Local

Los ex mineros retomarán las protestas si no les recolocan

Los ex mineros de Boliden amenazan, como hace más de un año, con una huelga de hambre para forzar a la Junta a que cumpla con su compromiso de recolocación.

el 15 sep 2009 / 21:07 h.

TAGS:

Los ex mineros de Boliden amenazan, como hace más de un año, con una huelga de hambre para forzar a la Junta a que cumpla con su compromiso de recolocación. Según CCOO, 73 de los afectados, que buscan empleo fijo desde el cierre de la mina de Aznalcóllar en 2002, llevan desde el 1 de enero en el paro.

Los ex mineros, acompañados por dirigentes de CCOO, anunciaron ayer que recrudecerán las movilizaciones para exigir "soluciones" a la Junta y, entre ellas, cobra más fuerza la de la huelga de hambre. Con este plan, se revive la misma estampa de noviembre de 2007, cuando la ruptura de la negociación entre la Junta y los mineros llevó a la convocatoria de una huelga de hambre que no se materializó porque se logró cerrar un acuerdo que parecía definitivo.

Más de 14 meses después, la posible convocatoria de una huelga de hambre responde, según explicó a Europa Press el secretario general del sector Minerometalúrgico de CCOO de Sevilla, Juan Antonio Caravaca, a "unos incumplimientos" de la Junta que han llevado a que "73 de los ex mineros estén en situación de desempleo tras finalizar su contrato en la entidad pública Egmasa".

Caravaca precisó que desde que se recibió a final de diciembre la comunicación de finalización de contrato, CCOO hizo gestiones con las consejerías de Empleo y de Innovación, Ciencia y Empresa para buscar soluciones. "Pero no vimos una respuesta favorable y por tanto, intensificaremos las protestas sin descartar la huelga de hambre por parte de un grupo de ex mineros". Para justificar este recrudecimiento de las movilizaciones, recordó que en noviembre de 2007 se firmó un acuerdo para recolocar al conjunto de los mineros en otras empresas "donde se dieran condiciones de estabilidad en el empleo y unas condiciones salariales".

Transcurrido este tiempo, los ex mineros lamentaron que no se dé ninguno de los condicionantes "ni en la oferta recibida ni en las condiciones, que no responden a las garantías recogidas en el acuerdo". Pese a intensificar la protesta, el colectivo deja la puerta abierta a la negociación.

Los 75 ex mineros de Boliden, de los que dos se marcharon de Egmasa, trabajaron en el plan de abandono y restauración de la siniestrada mina, que lleva a cabo Egmasa, desde la firma del acuerdo entre la Junta y los mineros el 6 de noviembre de 2007 hasta su recolocación definitiva, que estaba prevista para finales de 2008.

  • 1