viernes, 22 febrero 2019
18:57
, última actualización
Cultura

Los filmes más taquilleros tendrán menos ayudas estatales

El Ministerio de Cultura prepara cambios en la Ley del Cine que recortará hasta un 50% las subvenciones por taquilla.

el 26 may 2010 / 19:04 h.

El Ministerio de Cultura ha iniciado el periodo de consultas para modificar la Ley del Cine, unos cambios que incluyen la rebaja en un 50% del máximo de ayudas a las que podrán optar las películas en función de la taquilla que consigan.

El texto modificado contempla que el tope máximo de ayudas por ese concepto baje de 800.000 a 400.000 euros, lo que afectaría a las películas "supertaquilleras", según explica el director general del Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales (ICAA), Ignasi Guardans.

"Ésa no es la única manera en que una película puede recibir ayudas", recordó Guardans, que precisó que "se mantienen las demás". E hizo hincapié en que no se trata de un recorte indiscriminado de las ayudas, ya que sólo afecta a las que más dinero consigan en taquilla.

Además, se ha introducido otro cambio en el texto, que viene obligado por la Comisión Europea. Al aprobar el nuevo sistema de ayudas al cine que incluye la Ley, la Comisión estableció como obligación la concesión de un nuevo certificado de obra cultural.

Un certificado que deberán pedir las películas que vayan a obtener ayudas automáticas, es decir, las que se conceden sin tener en cuenta su contenido. Se trata de un certificado que está en vigor en todos los países comunitarios con sistemas de acceso automático a las ayudas públicas, precisó Guardans.

Y que no se exigirá a las películas que sí opten a ayudas en función de su contenido, que son las coproducciones internacionales y los filmes que puedan recibir ayudas sobre proyecto.

El responsable del ICAA explicó que de forma global, una película con el sistema anterior podría llegar a conseguir un máximo de dos millones de euros, mientras que ahora será de 1,5 millones. En cualquier caso, se mantiene que las ayudas que reciba una película nunca podrán superar el 50% de su coste.

  • 1