Local

Los Gitanos rechaza la propuesta de experimentar con los itinerarios

La solución «real y estable» para la Madrugá es «la alteración del orden de paso»

el 01 feb 2015 / 11:53 h.

TAGS:

Asunto zanjado: no habrá experimentos con los itinerarios de la Madrugá. La hermandad de Los Gitanos, reunida en cabildo de oficiales, ha resuelto rechazar la propuesta de dedicar los tres próximos años a probar distintas combinaciones de rutas posibles para las cofradías de esa jornada procesional, para escoger después la que se considerase más beneficiosa para todos, como informó en su día José Gómez Palas. Esta idea, que estaba pendiente de aprobación en su caso por los cabildos de las seis corporaciones interesadas, queda pues neutralizada. los-gitanos-encarnacionEl rechazo de Los Gitanos se basa de entrada, según ha publicado en su web, en que «no es apropiado» ir haciendo experimentos. Además, «ninguna de las tres pruebas propuestas da una solución real y estable a los problemas que sufre la jornada». «La del primer año», se indica en la web, «implica trasladar el cruce de nuestra hermandad con la hermandad de la Macarena, de la esquina de las calles Cuna-Orfila, a la esquina de Plaza de la Encarnación-Laraña, dado que nuestra cruz de guía debería esperar al menos 45 minutos más que en la actualidad para avanzar por la calle Orfila, debido al discurrir de la hermandad del Gran Poder por calles Cuna-Orfila». «La del segundo año supone agravar el actual cruce de nuestra hermandad con la hermandad de la Macarena en la esquina de las calles Laraña- Cuna, debido al retraso de nuestra entrada en Carrera Oficial», y, finalmente, «la del tercer año supone crear un nuevo cruce en la confluencia de las calle Javier Lasso de la Vega-Aponte-Trajano, donde nuestra cruz de guía tendría que esperar que pasaran las hermandades del Silencio y Gran Poder. A esto habría que añadirle el hecho de que las tres primeras hermandades de la jornada discurrirían una tras otra desde el palquillo de la Campana hasta el cruce Cuna-Orfila, continuando las dos primeras hasta el cruce de calle Trajano». Al entender de la hermandad, «la solución real y estable a los problemas de la jornada pasa por la alteración del orden de paso de las cofradías por la Carrera Oficial, que permitiría eliminar todos los actuales cruces que se producen». Declaran su disposición a la solidaridad y la colaboración, pero «la propuesta planteada es absolutamente desequilibrada e injusta» con su corporación, «que soportaría graves perjuicios tanto en horarios como en itinerarios». A saber: Durante los tres años asumirían «el enorme esfuerzo» de retrasar su entrada en Carrera Oficial, aportando 30 minutos a la jornada, «agravando evidentemente los perjuicios de discurrir casi de mañana por buena parte de la misma». El primer año tendrían que dejar paso al Silencio en la confluencia de calle Cuna-Orfila, y además sumarían «al menos 45 minutos más de espera» para dejar pasar por allí al Gran Poder». Eso obligaría a comprimir el cortejo «ante la imposibilidad de avanzar, para después tener que acelerar considerablemente su discurrir para dejar pasar a la hermandad de la Macarena». En el segundo año de la propuesta planteada, «nuestra Corporación», prosigue la explicación del cabildo, «seguiría manteniendo los mismos perjuicios que en la actualidad, agravándose el cruce en Cuna-Orfila con la hermandad de la Macarena debido al retraso de nuestra hora de entrada en Carrera Oficial». Finalmente, en el tercer año, «no solo supone para nuestra hermandad un cambio sustancial de su recorrido de ida, alejándola considerablemente de su itinerario habitual e impidiendo nuestra visita al Convento de las Hermanas de la Cruz, sino además supone crear un cruce en la confluencia de las calles Javier Lasso de la Vega-Aponte-Trajano en el que deberíamos esperar que pasara la hermandad del Gran Poder tras la hermandad del Silencio para continuar nuestro camino a la Santa Iglesia Catedral». Si la alternativa a todo esto es un cambio de orden, todo indica que la solución tardará en llegar.

  • 1