jueves, 13 diciembre 2018
16:08
, última actualización
Cultura

Los Goya que deben ser la coronación del cine andaluz

‘La Isla Mínima’ de Alberto Rodríguez encabeza una comitiva andaluza que acumula un total de 50 nominaciones.

el 07 feb 2015 / 13:00 h.

TAGS:

Alberto Rodríguez da instrucciones al actor Antonio de la Torre (izquierda) montado en la barcaza de Coria durante el rodaje de La Isla Mínima. / El Correo Alberto Rodríguez da instrucciones al actor Antonio de la Torre (izquierda) montado en la barcaza de Coria durante el rodaje de La Isla Mínima. / El Correo Suele decirse que la procesión va por dentro, y algo así debe ser porque Alberto Rodríguez no aparenta especiales nervios ante el que todos dicen que va a ser su gran día. Hace dos años llegó también a la ceremonia de los Goya con su Grupo 7 y un carromato de candidaturas, nada menos que 16, pero con la sensación de que la cosa estaba muy difícil porque todo el mundo apuntaba a otra película, a Blancanieves. Y así fue, la cinta de Pablo Verger salió coronada y Grupo 7 se tuvo que conformar con dos premios. Pero hoy la cosa es muy distinta. Hoy Alberto Rodríguez llega con La Isla Mínima como gran favorita por número de nominaciones (17, frente a las 16 de El Niño) pero, sobre todo, por sensaciones. Este año, la película a la que todo el mundo apunta es a esta rodada en las marismas y que, desde su estreno a finales de septiembre, ya fue saludada como una de las mejores del año. La temporada de premios no ha hecho más que corroborar todo lo anterior, ya que La Isla Mínima se ha impuesto en todos: los Forqué de los productores, los Feroz de la crítica, los Fotogramas de Plata, los premios del Círculo de Escritores Cinematográficos y los Asecan, los galardones del cine andaluz que entrega la Asociación de Escritoras y Escritores Cinematográficos de Andalucía. Las victorias han sido tan claras, tan contundentes, que hasta cierto punto ha sorprendido tanta unanimidad y que Magical girl no haya plantado más batalla. La película de Carlos Vermut, no obstante, se perfila como la gran rival en la gala de la sevillana esta noche por encima incluso de El Niño, ya que a los académicos les da algunas veces por ponerse exquisitos (así arrasó Pa nere en 2011) y Magical girl es el prototipo de un nuevo cine español ya reconocido nada menos que con la Concha de Plata en San Sebastián. Frente a ella, La Isla Mínima debe ser la cumbre de la trayectoria de un Alberto Rodríguez cuyas películas acumulan 42 candidaturas a los Goya, aunque con pocos premios. Él mismo, con las nominaciones de este año, ya lleva cuatro como guionista y tres como director, además de otras cuatro a la mejor cinta. Todavía no se ha llevado ninguno a casa. La Isla Mínima es, además, el mascarón de proa del buen momento del cine andaluz, que en los últimos años ha dado tal salto de calidad que en la gala de hoy se presenta como la cinematografía más potente. No es sólo que las películas acumulen premios y candidaturas (50 en estos Goya si incluimos el de honor a Antonio Banderas), sino que son las más vistas por el público. A las 17 nominaciones de la película de Alberto Fernández y las 16 de El Niño, de Daniel Monzón, hay que sumar las cuatro de Autómata, las tres de Paco de Lucía: la búsqueda y las dos de Carmina y amén, además de las candidaturas de otro documental como Nacido en Gaza y de un corto de animación, A lonely sun story, o la opción en guión adaptado del sevillano Chema Rodríguez. Muchos técnicos y profesionales andaluces están nominados, y también una retahíla de actores y actrices: las sevillanas María León e Ingrid García-Johnson, Macarena Gómez, Antonio de la Torre, Jesús Castro o Dani Rovira, que además presenta la gala. Nombres y más nombres que lo que hacen es reflejar que nunca el cine andaluz estuvo tan bien, fue visto por tanta gente... y puede ganar tantos Goyas.

  • 1