lunes, 18 febrero 2019
10:48
, última actualización
Local

Los jesuitas prevén abrir en 2013 su nueva universidad

Entre 5.000 y 7.000 alumnos estrenarán el centro privado en el curso 2013-14. Estará ubicada en el campus de Abengoa y creará 300 puestos de trabajo en seis años.

el 12 jun 2010 / 20:34 h.

TAGS:

El nuevo centro estará en el campus de Abengoa.

La Universidad Loyola Andalucía, la que será la primera universidad privada la Compañía de Jesús, espera contar "con la buena voluntad" de la Junta de Andalucía, así como del Parlamento y de los partidos políticos y fuerzas sociales, para poder empezar a matricular a sus primeros alumnos a partir del año 2013.

En declaraciones a Europa Press, el director de INSA-ETEA y vicepresidente del patronato de la Fundación Universidad Loyola de Andalucía, Gabriel Pérez, deseó que en "cuatro o cinco años como muy tarde" pueda estar todo listo para que comience a funcionar a pleno rendimiento esta universidad jesuita, que nace "para responder a la fuerte demanda social que existe en Andalucía por contar en nuestro territorio con una universidad privada que venga a completar la oferta pública". "Todo dependerá de los procesos administrativos", dijo Pérez, que espera contar con la "buena voluntad" de la Junta.

De este modo, si se van cumpliendo los plazos, "entre 5.000 y 7.000 alumnos" cursarán estudios tanto de Grado como de Postgrado en esta universidad en el curso 2013-2014. La actividad académica, que se desarrollará entre el campus de ETEA en Córdoba y el campus de Palmas Altas de la empresa Abengoa en Sevilla, contemplará los estudios en Empresariales, Economía, Administración Pública, Ciencias Políticas, Derecho, Educación, Comunicación e Ingenierías.

"Pretende ser una universidad con un fuerte componente de investigación desde el punto de vista de las ciencias sociales, pero también de las tecnologías sostenibles", apuntó Pérez. Para ello, el profesorado "tendrá que dar muy buenas clases y formar a muy buenos alumnos, pero también tendrá que investigar mucho". El objetivo, según el vicepresidente del patronato, es "formar a los mejores para el mundo, pensar las ideas que hacen el futuro y servir a los demás en la frontera".

Estas tres ideas son las que "mejor" resumen la voluntad con la que nace esta universidad que quiere ser, además, "centro permanente de diálogo entre las diferencias, entre ricos y pobres, entre espiritualidad y laicidad, entre derecha e izquierda y un constante diálogo multicultural, multireligioso y ecuménico". Todo ello, además, bajo el prisma de los valores universitarios -excelencia, exigencia y servicio a la sociedad- y el de los valores jesuítas-universalidad, compromiso, trascendencia y espiritualidad-.

El centro creará 300 puestos de trabajo en los próximos seis años gracias a una inversión "absolutamente privada" que rondará los 35 millones de euros.

  • 1