miércoles, 19 diciembre 2018
14:56
, última actualización
Local

Los nuevos avisos de radar ponen a raya a los conductores en la SE-30

La Fundación Gestrafic sostiene que no siempre los hay, aunque el efecto disuasorio funciona.

el 23 dic 2014 / 23:00 h.

TAGS:

La flamante señalización que informa de la presencia de radares en la ronda de circunvalación SE-30 ha puesto a raya a los automovilistas sevillanos, según comentó ayer a El Correo el presidente de la Fundación Gestrafic, Rafael Berro, «aunque el que hayan colocado los avisos no quiere decir necesariamente que hayan puesto ni un solo radar más». Desde su entidad, nacida de la gestora de multas Gestrafic y cuyo fin es velar por los intereses de los conductores, Berro expresó ayer que más le valdría a Tráfico y a la conducción en general «arreglar los puntos negros de las carreteras» que ponerse a repartir radares. «Cada radar que se pone es un fracaso de la Administración». «Los nuevos avisos están produciendo el efecto deseado» en la circunvalación sevillana, expresó Berro. «Nosotros, que hemos sido siempre críticos con el afán recaudatorio de la DGT, desde luego en este caso no se les puede acusar de poner en marcha esta campaña con afán recaudatorio, ya que de lo que estamos hablando es de que se señalizan radares donde tal vez no los haya, y si no hay radares... no hay sanción ni recaudación», apuntaba con ironía. «A nuestro entender, estamos ante una nueva forma de prevenir las velocidades excesivas utilizando un recurso inteligente: la duda. ¿Habrá o no habrá un radar bajo ese cartel de tramo con controles de velocidad? Nosotros afirmamos que no siempre (de momento) los hay», y añade: «Queda claro que la DGT juega hábilmente con la psicología del conductor para conseguir que reduzca la velocidad sin necesidad de instalar decenas de nuevos radares». radar Se refiere el presidente de la Fundación Gestrafic a la palabra tramo, que en su opinión se emplea aquí de forma impropia. Al final, lo que procura el automovilista es librarse del multazo, de ahí que la disuasión funcione. También funciona, aunque en un plano más perverso, el que haya crisis. «En 2013 y este año hemos notado que ha habido menos multas en Sevilla porque ha habido menos coches en las calles. Hoy ya se va notando una subida», comentaba ayer. Además de la conversación mantenida, Berro remitió un texto en el que señalaba, con respecto a la nueva señalización en la SE-30, que «este repetitivo mensaje, que exhiben decenas de paneles y que forma parte de la campaña navideña de prevención de accidentes de tráfico de la DGT, ha llevado a muchos conductores a pensar que se ha multiplicado el número de radares de tramo instalados, cuando esto no es así. Lo que queremos aclarar es que no tiene por qué haber un radar bajo cada una de estas nuevas señalizaciones».

  • 1