lunes, 18 febrero 2019
14:50
, última actualización
Cultura

Los países que más pagan casi nunca ganan Eurovisión

Ninguno de los cuatro países que financia el certamen -España, Francia, Reino Unido y Alemania- se ha alzado vencedor en los últimos 13 años.

el 25 may 2010 / 18:54 h.

Chikilicuatre, uno de los últimos ridículos.

El grupo de cuatro pasíses llamado Big Four de Eurovisión, formado por España, Francia, Reino Unido y Alemania, tiene asegurado que por financiar el certamen sus cantantes pasan directamente a la final, pero con la maldición de que hace ya 13 años que ninguno de ellos se alza vencedor.

A punto de inaugurar para el mundo el nuevo escenario de Eurovisión en el Telenor Arena de Oslo, los cuatro grandes de la EBU (European Broadcasting Union) se dieron un paseo en barco por la costa noruega y dejaron los ensayos al resto de países... y lo más seguro es que ese ensayo les salga muy rentable en la gala final.

"A todo el mundo le gustaría no pasar por una semifinal, que sería mucho más tenso. Creo que sería más justo si fuéramos todos a la semifinal, pero como es así pues hay que aprovecharlo", aseguró Daniel Diges, representante de España.

Pero la ventaja de asegurarse el puesto en la gran noche del día 29 se compensa con que las canciones ya escuchadas en las semifinales llegan más rodadas y más calientes a la final.

En cualquier caso, el big four presentó en directo y frente al mar sus canciones, pero sus representantes comenzaron a recordar hacía cuánto que sus países no ganaban.

El que mejor parado salió fue Reino Unido, que con Katrina and the Waves consiguió la más alta puntuación gracias a la canción Love Shine a Light en 1997.

 

Este año, Josh -que estuvo jugueteando con la Union Jack cual Spice Girl- apuesta por un estilo convencional de baladista juvenil y lo llama, directamente, That Sounds Good to Me (eso a mí me suena bien). ¿Sonará bien también para el jurado y los televotantes?

 

Diges, con su vals Algo chiquitito intentará devolver, por su parte, el prestigio a España, la que más tiempo lleva sin saborear las mieles del triunfo: no gana desde 1969, cuando Vivo cantando , de Salomé, compartió el triunfo con tres países más.

 

"La sorpresa nuestra ha sido que hemos llegado aquí y hemos tenido una bienvenida muy buena. A todo el mundo le encanta la canción y se la sabe. De ahí a que podamos ganar o perder, pues no sabemos nada", añadió.

En Francia, en cambio, han optado por los ritmos veraniegos de un congoleño con nombre de torero: Jessy Matador . Con actitud poco ambiciosa y ritmos tan sencillos como efectivos, intentará dar a Francia su primera alegría desde 1977, cuando Marie Myriam cantó L'oiseau et l'enfant.

Y, con la canción Allez olla olè tout le monde! intentará hacer sentir un poco de verano en una ciudad donde los quince grados centígrados se están alcanzando con dificultad y la lluvia aparece intermitentemente.

Finalmente, desde Alemania, una de las concursantes más jóvenes: Lena, todavía en el instituto, ni siquiera había nacido cuando su país ganó por última vez. Fue en 1982 con Ein bischen Frieden , interpretada por Nicole.

"Para mí no es tan importante ganar. No pienso en la victoria o la lucha, si es bueno o malo, simplemente quiero pasármelo bien", reconoce la cantante, que cantará el próximo sábado Satellite .

Así las cosas, el cantante de Noruega paseó cierta suficiencia por la cubierta de este velero tras la victoria el año pasado de Alexander Rybak, Fairytale , e interpretó con su portentosa voz una balada clásica eurovisiva: My heart is yours, que es, además, una de las favoritas en las casas de apuestas.

 

 

  • 1