jueves, 21 marzo 2019
19:57
, última actualización
Economía

Los polvorones de Estepa se venderán con la marca de calidad IGP

La Indicación Geográfica Protegida (IGP) pone en valor la excelencia de estos productos y se añadirá su logotipo en el etiquetado.

el 10 jul 2014 / 19:13 h.

TAGS:

Elaboración artesanal de los polvorones en Estepa. / David Estrada Elaboración artesanal de los polvorones en Estepa. / David Estrada Los polvorones de Estepa (Sevilla) ya se pueden comercializar con la marca de Indicación Geográfica Protegida (IGP), ha informado en un comunicado la Consejería de Agricultura. El Boletín Oficial del Estado publicó el 2 de julio la Orden por la que la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural concede la protección nacional transitoria a la Indicación Geográfica Protegida Polvorones de Estepa, trámite que permite su comercialización bajo esa marca identificativa. La protección a nivel nacional de la que disponen los polvorones de Estepa se mantendrá hasta que la Comisión Europea se pronuncie sobre la solicitud de esta mención de calidad en el Registro Comunitario de Denominaciones de Origen e IGP, que comenzó a tramitarse en el primer trimestre de 2014. Logotipo que se añadirá al etiquetado. Logotipo que se añadirá al etiquetado. Entre las características que definen a los productos amparados por la IGP 'Polvorones de Estepa' se encuentran sus ingredientes fundamentales: harina de trigo, manteca de cerdo, azúcar glas (azúcar molida), almendra, canela y aromas naturales, pudiendo añadirse clavo como elemento alternativo. Esta Indicación Geográfica Protegida se basa en la reputación del producto adquirida a lo largo de más de cien años que llevan fabricándose en Estepa, donde se ubican las industrias dedicadas a la elaboración y envasado de los productos. Aunque el origen de los polvorones se remonta al siglo XVI según está documentado en el convento de Santa Clara de Estepa, la inventora de este dulce tal y como lo conocemos hoy es Micaela Ruiz Téllez, "La Colchona", que vivió en la localidad sevillana entre 1824 y 1901. Para mejorar su sabor y su resistencia durante los posibles desplazamientos, introdujo modificaciones en la elaboración de los polvorones como, por ejemplo, el secado exterior, que mantiene tierno el tradicional dulce navideño. Con esta nueva incorporación, que ha coincidido además con la suma de las IGP 'Mojama de Barbate' y 'Mojama de Isla Cristina', Andalucía cuenta en doce alimentos amparados por Indicaciones Geográficas Protegidas entre los que se encuentran otros productos pesqueros ('Caballa de Andalucía' y 'Melva de Andalucía'). Además hay productos de repostería ('Alfajor de Medina Sidonia' y 'Mantecados de Estepa'), de panadería ('Pan de Alfacar') y hortofrutícola ('Espárrago de Huétor-Tájar' y 'Tomate La Cañada'). También están protegidos por esta figura jamones y paletas ('Jamón de Trevélez') y legumbres ('Garbanzo de Escacena') de la región. También tienen el reconocimiento de Indicación Geográfica Protegida el 'Brandy de Jerez' y 16 vinos andaluces.

  • 1