lunes, 25 marzo 2019
23:27
, última actualización
Local

Los sindicatos negociarán un plan de ahorro pero exigen crear empleos

Las principales centrales admiten que non se suban los sueldos, pero piden las 189 plazas.

el 08 oct 2009 / 19:36 h.

TAGS:

Los sindicatos asumen la aplicación de medidas de ahorro en el Consistorio ante 2010, pero con una exigencia clara: se debe cumplir el acuerdo para crear 189 plazas en el Ayuntamiento y hacer una apuesta por cubrir el máximo número de vacantes. Todos admiten negociar la subida salarial.


La reducción de los ingresos municipales por la caída de las transferencias del Estado y la reducción de los tributos vinculados a las obras ha derivado en una dura negociación en el área de Recursos Humanos sobre la necesidad de establecer una serie de recortes que permitan un ahorro de alrededor de 25 millones de euros. El miércoles, el delegado de Recursos Humanos, Alfonso Mir, mantuvo sus primeros contactos con los sindicatos, que continuarán hoy centrados en la Policía. Las líneas de trabajo son claras: limitar la subida salarial al 0,3%, congelar el acuerdo para crear 189 plazas pactadas en el anterior mandato, reducir el gasto en productividad con una reestructuración de los calendarios y con la cobertura de las vacantes  y realizar una actuación específica contra el absentismo.


Los cinco sindicatos prepararán a partir de hoy una respuesta común, o al menos que englobe al mayor número de centrales posibles. Ya se anuncian protestas. El motivo: el incumplimiento de la anunciada creación de 189 plazas firmada por Emilio Carrillo, paralizada por Hacienda y ratificada posteriormente por el Pleno, un acuerdo con un coste global de más de 15 millones de euros, de los que más de la mitad correspondían a los nuevos puestos.


“No nos vale la excusa de que hay crisis. Los acuerdos están para cumplirlos. Nosotros pedimos que se cree empleo, que es además una medida contra la situación económica”, explica el presidente del comité de empresa, Manuel Gutiérrez (CCOO). Desde UGT, su secretario general, Santiago de los Reyes, expresa una situación similar: “Es imprescindible cubrir vacantes y crear empleos. El argumento que se usa es la reducción de ingresos para 2010, pero este acuerdo ya estaba presupuestado en 2009 y no se ha cumplido, e incluso viene de antes”. Un rechazo similar lo expresaron los representantes del Sindicato de Policía y del sindicato CSI-CSIF. En el segundo extremo, hay más disposición a negociar. Todos los líderes sindicales consultados se mostraron abiertos a dialogar sobre la subida salarial pactada, que plantea que este año fue de un 0,7% por encima del 2% establecido en los Presupuestos Generales del Estado. El Gobierno local quiere que se quede en 2010 en el 0,3% definido para los funcionarios.


La cuarta propuesta, la reducción de la productividad genera más tensiones. El Gobierno se compromete a recortarla cubriendo vacantes y reestructurando servicios. Sobre todo en los Cuerpos de Policía y Bomberos. Todos los sindicatos reclaman desde hace años una revisión de los planes de productividad. El problema es que hay determinados servicios que no se pueden gestionar de otra forma que comprando descansos debido a las carencias de personal. De ahí el malestar del Sindicato de Bomberos y del secretario general del Sppmme, Manuel Bustelo, por el anuncio de recorte progresivo de productividad sin resolver antes otros problemas. “El dinero que se gasta en productividad, es el que se ahorra no cubriendo todas las vacantes que tenemos. ¿Cómo quieren que cubramos los servicios con la plantilla que tenemos? Dicen que van a cubrir las plazas, pero llevamos desde 2005 sin una convocatoria y desde que crea hasta que se resuelve pasan dos años”.


Donde hay unanimidad es en la necesidad de combatir el absentismo laboral, aunque con dos matices. Los sindicatos reclaman desde hace años que se realice una estimación de este fenómeno y se definan cuántos trabajadores no acuden a sus puestos de forma injustificada. Además, la iniciativa municipal de contratar a una empresa externa es cuestionada por los sindicatos que reivindican la labor de los inspectores y médicos municipales.

Manuel Gutiérrez (CCOO). “Cuando se firma un acuerdo, hay que ser responsable y cumplirlo, y éste viene ya del anterior mandato. No se puede bloquear la creación de empleo”, explica el presidente del comité de empresa, Manuel Gutiérrez, quien incidió en que el Consistorio “debe crear empleo como medida anticrisis” y en que los recortes deberían afectar más a los altos cargos que a los empleados del Consistorio. 

Santiago de los Reyes (UGT). UGT encajó negativamente los planteamientos de Recursos Humanos respecto de la congelación del pacto laboral. “Tenemos que estudiar nuestra respuesta. Entendemos que haya una política de austeridad, y que afecte a la subida salarial, pero no a la creación de empleo y a la cobertura de vacantes, necesaria en este servicio. Es el tercer año consecutivo que dejan bloqueado el acuerdo”, indicó Santiago de los Reyes. 

Manuel Bustelo (SPPME). Para el secretario general de Sppme, Manuel Bustelo, la decisión de atajar los planes de productividad debe venir precedida de otras medidas más urgentes: “Tienen que cubrir todas las vacantes, y generar nuevos puestos de trabajo, hay que resolver también los 9.000 días que nos deben. El Gobierno es el que tiene que comprar descansos, incumpliendo acuerdos, porque no hay plantilla suficiente”. 

Adán Lira (SPB). El SPB reclamó ayer el cumplimiento del acuerdo laboral en todos sus términos y exigió la realización de un plan integral para mejorar el servicio de Bomberos. “Pedimos desde 2004 que se amplíe la plantilla porque las productividades se deben a una mala gestión del servicio. Tenemos la RPT parada”, apuntó Adán Lira quien su-brayó que, de cambiar calendarios, su propuesta es un sistema laboral normal, “como el de los funcionarios”. 

Miguel Ángel Sáez (CSI-CSIF). “No vamos a entrar en una dinámica de subidas salariales, pero el Ayuntamiento debe hacer un esfuerzo en creación de empleo y resolver la situación que tienen algunos servicios”, explicó el representante de CSI-CSIF, Miguel Ángel Sáez quien subrayó que hay que recortar los gastos en productividad y que para ello es necesario cubrir todos los puestos de trabajo vacantes. 

 

  • 1