jueves, 15 noviembre 2018
18:50
, última actualización
Local

"Los templarios llegaron antes que Colón al continente americano"

El que fuera vicealcalde socialista de Sevilla con Monteseirín acaba de publicar su tercera novela sobre la Orden del Temple.

el 30 mar 2012 / 18:48 h.

TAGS:

Emilio Carrillo, en los Jardines de Murillo, con las columbas que celebran el descubrimiento de América al fondo.
Nunca se ha escondido Emilio Carrillo (Sevilla, 1958) a la hora de compaginar su intensa vida política en la ciudad con el estudio y la publicación de libros relacionados con los templarios -cuyo primer trabajo fue el célebre Los códigos ocultos- y la puesta en marcha de un blog personal (emiliocarrillobenito.blogspot.com.es) en el que aborda asuntos de índole espiritual. Un grave revés en la salud terminó por convencer de apartarse de la primera línea política al que fuera vicealcalde de Sevilla. Ahora tiene su despacho en la Diputación, acaba de publicar, junto con Malena Martínez, El último reino templario (editorial Guadalturia) y está convencido de que un nuevo mundo comenzará el próximo invierno.

 

-¿Cuál es la relación de la Orden del Temple con el Sur?
-La presencia del Temple en Andalucía fue muy importante. En torno a Jerez de los Caballeros se asentó la primera encomienda templaria de toda España. Además de ser frontera con la parte musulmana del Reino de Sevilla, era la demarcación de paz entre los reinos de Castilla y de Portugal.El temple tuvo buenas relaciones con ambos. Cuando entraron en Al-Ándalus, Fernando IIIel Santo acometió una serie de conquistas (entre ellas, Sevilla en 1248). A partir de ahí los reinos musulmanes quedaron bajo reinado cristiano. Los árabes se asentaron en el casco histórico amurallado de Híspalis y el Temple estuvo en la Buhaira.

-¿Cuánto de mito hay en la idea de que la orden pudo llegar a América antes que Colón?
-No hay ningún mito en ello. La documentación pone en evidencia que el continente americano se conocía antes de que Colón lo proclamara. Europa ya conocía la existencia de esa masa de terreno. También es probable que los fenicios fueran los primeros en llegar. El Temple tenía una flota señera y su expansión por el Atlántico llegó hasta la Isla de Cabo Verde y desde allí es fácil navegar hacia América. Además, en 1262 los templarios se asentaron en la onubense Isla Saltés. Desde ese lugar comerciaron con minerales con la Sierra de Huelva y usaron el sitio como tapadera para que los navíos templarios que venían de América desembarcaran metales preciosos.Colón llega 170 años después, no por casualidad, y tuvo a su alcance la documentación y los mapas del Temple.

-La literatura se empeña en muchas ocasiones en hacer pasar a los templarios por una orden peligrosa y cultivadora de prácticas diabólicas...
-La existencia del Temple se extendió durante 183 años hasta que el Papa los disolvió. Todo obedeció a una gran confabulación contra ellos. Y no existe mayor falsedad que las actas que se llevaron a cabo para liquidar la Orden.Fueron acusados de realizar todo tipo de ritos homosexuales y de prácticas satánicas.

-Su nuevo libro, El último reino templario, ¿es una buena puerta de entrada a su conocimiento o es literatura para iniciados en la materia?
-Hemos intentado hacer una obra muy divulgativa que, además de ahondar en la relación del Temple con Andalucía, explica su origen, su historia y toda su simbología. Es un libro que aporta datos nuevos y que satisfará a los neófitos en la materia.

-Su blog, lleno de asuntos espirituales, surgió tras padecer usted una gravísima enfermedad. ¿Cómo le transformó aquel momento biográfico?
-El 29 de noviembre de 2010 ingresé en la UCI y me debatí entre la vida y la muerte. Ahora entiendo que aquel proceso de enfermedad y aquellos diez meses de baja laboral fueron una bendición. Supuso un cambio radical que provocó una evolución en mi vida. No he abandonado la tradición cristiana pero he redescubierto la filosofía oriental y me he hecho vegano (100% vegetariano).Confío en que algún día el ser humano sea capaz de vivir de la energía sin dañar a seres vivos.

-Y sin embargo usted trabaja en un espacio tan gris como la Diputación de Sevilla ¿Pasa su jornada laboral con el deseo de picar billete cuanto antes?
-Mi trabajo aquí me encanta. Estoy en contacto con los ayuntamientos de los pueblos para prestarles las ayudas que estos nos solicitan. Me levanto a las cinco de la mañana para meditar y trabajo de siete a dos. Considero mi función en la Diputación como la parte del día en la que estoy más apegado a la tierra. Me gusta mucho la espiritualidad y es muy necesario tener algo que te agarre bien al suelo.

-Durante su etapa en la primera línea política, ¿escondió alguna vez su dedicación hacia temas, digamos, esotéricos?
-Nunca. En 2005 publiqué Los códigos ocultos en el que abordaba la posible descendencia de Jesús y el origen del cristianismo. En aquel momento era vicealcalde de Sevilla.

-Habla usted en su blog del nuevo mundo que se inaugurará en unos pocos meses...
-El 21 de diciembre de 2012, coincidiendo con el solsticio de invierno, va a comenzar un nuevo ciclo cosmogónico (una primavera consciencial). Es el inicio de una nueva era. Cuando llegue este momento poco a poco la estación primaveral se irá asentando y esto irá provocando la desconfiguración de la matriz de lo que ha sido el mundo hasta hora. Surgirá otro con una escala de valores diferente.

-Usted habla a menudo de Dios.Por eso le pregunto ¿cuál es su idea exacta de él?
-Es fácil de describir. Dios es uno y es todo. Y su única cualidad es amor. Usted y yo, y todos los demás, somos amor de Dios.

-¿Ha llegado a tener alguna certeza sobre el Más Allá de la que la inmensa mayoría de la sociedad carece?
-En el momento más duro de mi estancia en la UCI tuve una vivencia de tránsito, una experiencia cercana a la muerte. Yo comprobé por mí mismo como el ser humano sale del cuerpo y abandona la dimensión física. Lo viví directamente. Vi mi vida en la Tierra, también el famoso túnel de luz, de una luz cálida, brillante y llena de amor. Pero no era mi momento de cruzarlo.

-Sigue usted militando en el PSOE e imagino que tendrá una idea de cómo debería ser el próximo Gobierno de la Junta...
-[risas] Sigo en el partido, por supuesto. Pero me encuentro muy alejado de la organización y de los entresijos. Estoy muy satisfecho con el trabajo que realicé en él pero no volvería a ocupar puestos de responsabilidad política bajo ningún concepto. Permítame que entonces pasemos por alto su cuestión.

  • 1