viernes, 22 febrero 2019
22:05
, última actualización
Local

Los topes salariales de los alcaldes, más cerca

PSOE y PP se sentarán para poner coto a los excesos. Los populares se desmarcaron de la propuesta de la FAMP y piden otra "más amplia".

el 10 jun 2010 / 19:23 h.

TAGS:

El líder del PP-A, Javier Arenas, preside la foto de familia con sus alcaldes de capitales y grandes ciudades.
Socialistas y populares han acercado sus posturas sobre la limitación de los sueldos de los alcaldes. El PP había sido el único partido en desmarcarse de la propuesta de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) de fijar unos topes mínimos y máximos en las nóminas de los regidores tras las elecciones de 2011 para que ninguno gane más que el presidente de la Junta (68.981 euros al año).

El partido de Javier Arenas tuvo muy difícil explicar su abstención en la FAMP porque hace un año había tomado la iniciativa sobre la necesidad de poner coto a los salarios locales. Para excusarse, presentó -sin concretar- una propuesta "más amplia" que implica meter la tijera en las retribuciones de todo el ámbito municipal (concejales, diputaciones y empresas públicas). La dirección del partido admitió que este asunto "se ha gestionado mal". Arenas quiso dar un golpe de efecto y se fotografió ayer en el Parlamento con sus alcaldes de capitales y grandes ciudades. Luego mandaron un comunicado para dejar claro que están comprometidos con la austeridad y que no subirán los impuestos municipales.

Los dos grandes partidos se vieron el miércoles en la Cámara y acordaron abrir un diálogo. Se reunirán la semana que viene, también con la FAMP, para buscar un acuerdo sobre la base de la propuesta de la federación, que establece cuatro tramos salariales equitativos a los sueldos del Gobierno andaluz en función de la población del municipio. El vicesecretario general socialista, Rafael Velasco, se mostró ayer dispuesto a discutir la recomendación del PP siempre que respete los topes en las retribuciones.

Los regidores populares -que gobiernan en la mayoría de capitales- quieren que cobren ya como un consejero los alcaldes de más de 100.000 habitantes y no sólo los de más de 500.000. Frente a las críticas de que el PP improvisa una propuesta inconcreta, la portavoz parlamentaria popular, Esperanza Oña, aseguró que la postura de su partido es "muy clara" y que es el PSOE el que "deambula en la divagación" porque funciona "por impulso". Oña insistió en que el tijeretazo debe afectar a todo el espectro municipal y también a la Junta. Lo que sí han aplicado los regidores del PP es la primera parte del acuerdo de la FAMP, esto es, la bajada inmediata de los sueldos entre un 0,56% y un 15%.

  • 1