domingo, 17 febrero 2019
20:04
, última actualización
Local

Los vecinos de Mairena del Aljarafe se resignan a que la crisis acabe con su feria

No está el cuerpo para fiestas. La decisión adoptada por el Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe de suspender la feria por la crisis no ha levantado muchas críticas -salvo las de la oposición-, sino más bien un halo de resignación y comprensión entre los vecinos, conscientes de que la economía no está para alardes.

el 29 may 2010 / 19:26 h.

TAGS:

Esta imagen no se repetirá este año.

Así, los residentes en el quinto municipio más poblado de la provincia -tras Sevilla, Dos Hermanas, Alcalá de Guadaíra y Utrera- entendieron la decisión adoptada por el alcalde, Antonio Conde (PSOE), de suspender la feria como medida de "austeridad", pero se debatieron entre la necesidad de recortar el gasto público por la crisis y la advertencia de que en los últimos años la feria había supuesto un coste "excesivo" para las arcas municipales.

Una vecina de la localidad, Julia, apoyó esta medida en declaraciones a Europa Press. En su opinión, "con las necesidades que hay y la de parados" contabilizados por las autoridades es "más importante" subsanar esos problemas que celebrar la feria. En este sentido, aunque lamentó que no se celebrara la fiesta "por el nivel que ha alcanzado la feria" en los últimos años, priorizó "otras necesidades más urgentes".

Otro residente, Juan Antonio, indicó que "si es necesario ahorrar habrá que suspenderla", aunque lamentó la situación de las personas que viven del trabajo en el Real. Una opinión compartida con María del Carmen, que afirmó que "es una pena que haya gente parada y que recorten tanto".

Otro mairenero, Antonio, vio con buenos ojos la iniciativa y añadió que "si las empresas privadas están haciendo recortes, las públicas también lo deberían hacer en crisis". Además, manifestó que "si no hay dinero para los trabajadores del Ayuntamiento, no hay tampoco para la feria", al tiempo que consideró "excesivo" el presupuesto que otros años se ha invertido en esta fiesta. "Si no hay dinero, no hay dinero", dijo. Por último, otra vecina, Antonia, tachó de "barbaridad" la medida y aseguró que "es una pena muy grande porque por la culpa de los demás la van a pagar los ciudadanos".

Frente a la resignación popular, la oposición optó por la crítica abierta a la gestión. El PP y el PA de Mairena del Aljarafe advirtieron de que la suspensión de la feria no se debe a una medida de "austeridad", sino a que "las arcas municipales están asfixiadas por las deudas y la falta de liquidez". En ese sentido, culparon al equipo de gobierno local de "falta de previsión". El presidente local del PP, Juan de la Rosa, explicó que "si hubiese organizado la feria no tendría para pagar las nóminas".

Al respecto, rememoró que la feria se celebraba modestamente hasta que en 2002 el Ayuntamiento, gobernado por el PSOE, trasladó el evento a un solar cerca de la hacienda Los Rosales, donde las ediciones celebradas costaron "cerca de cuatro millones". La portavoz local del PA, Rosario Gordillo, añadió que el Ayuntamiento está asfixiado por las deudas con la Seguridad Social y los proveedores tienen problemas para cobrar.

  • 1