viernes, 22 febrero 2019
11:13
, última actualización
Cultura

Luis Manuel Ruiz: Cuentos en el filo de lo imposible

el 08 jun 2010 / 17:40 h.

Aunque hasta ahora ha sido conocido sobre todo como autor de novelas –La habitación de cristal, El ojo del halcón, Tormenta sobre Alejandría–, Luis Manuel Ruiz (Sevilla, 1973) tenía clavada la espinita del cuento. Por fin ha podido sacársela gracias a Sesión continua, una colección de narraciones breves que acaba de ver la luz en el sello Calembé y que obtuvo el premio Cortes de Cádiz en su última edición.


“A mí el cuento me ha interesado siempre mucho, en ocasiones más aún que la novela”, explica. “Lo que pasa es que desde el punto de vista editorial es más difícil de colocar, por lo que el premio era una gran oportunidad. Además, si difícil es escribir buenos cuentos, más todavía lo es escribir libros de cuentos, que tengan una ilación, una articulación concreta”.


El elemento cohesionador de las doce historias que componen Sesión continua es, según Ruiz, “el hecho de que estén ahí todos mis intereses: es una mezcla entre literatura fantástica, filosofía, géneros híbridos, cómic, cine y un deseo de ir siempre un poco más allá. La novela te obliga por lo general a mantener un tono unitario, pero con la narrativa breve puedes ir de un lado para otro, optar por algo más fantasioso, o más realista... Para mí este libro es una panorámica de lo que puedo hacer como escritor”.


El autor sevillano no sólo no oculta sus influencias, sino que se presta encantado a desvelarlas: la presencia de Borges es casi una constante a lo largo de estas páginas, “pero también la de Cortázar, y la de Lovecraft, un escritor de terror del que soy muy devoto, o de Italo Calvino. Como en todos mis libros, hay también rastros de la Filosofía [materia en la que Ruiz ejerce como profesor de Secundaria], pero también hay guiños al cómic y al cine. Algunos relatos tienen cierto regusto de las películas de los años 40 y 50, o tienen un clima sentimental que se acerca a la nouvelle vague. Y hay también algún homenaje a la ciencia ficción, a Blade Runner y cosas parecidas”, agrega el prosista.

El hecho de haber elegido el título de la última pieza de la serie, Sesión continua, para bautizar el conjunto, responde únicamente “a que es el más largo de todos, pero también al guiño cinematográfico, a ese fenómeno del espectáculo y la cultura de masas que siempre me ha interesado”, dice.


No obstante, este escritor que se dio a conocer gracias al certamen de novela de la Universidad de Sevilla –y con el cual obtuvo el padrinazgo de lujo de Arturo Pérez-Reverte y Juan Cruz– asevera que Sesión continua “es el más sincero y auténtico de mis libros, el que más se aproxima a lo que siempre he querido ser como escritor. Las novelas son siempre más comerciales, o al menos están sujetas a determinadas exigencias de mercado. Aunque hay puntos de contacto entre mis novelas y mis cuentos, éstos son más literarios y tal vez sorprendan a mis lectores. Por otro lado, la vocación de hacer literatura popular, la temática y el estilo son comunes en unas y otras, así que espero que me reconozcan”.


¿Que si habrá próximo libro de relatos? “Ojalá que sí y que sea pronto”, afirma Luis Manuel Ruiz. “Ya hay cosas circulando por ahí, pero no tengo ni idea de qué va a pasar. Lo seguro es que tengo muchas ganas”, apostilla el autor.  

  • 1