viernes, 16 noviembre 2018
15:40
, última actualización
Local

Málaga ‘conquista’ el poder municipal en el PP-A de Zoido

Los populares asumirán la supresión de concejales y cargos públicos en el congreso de Granada

el 11 jul 2012 / 20:43 h.

TAGS:

El Partido Popular de Málaga se hará en la próxima dirección de Juan Ignacio Zoido con la parcela de poder más valiosa: la municipal. Se cierra con este juego de equilibrios el principal problema que tenía Zoido para suceder a Javier Arenas. Se vencen los recelos que, por ser alcalde de Sevilla, despertaba en un sector del PP muy ligado a las provinciales orientales andaluzas, aquellas donde los populares atesoran los mejores datos electorales.

No hay que olvidar que el secretario general, el número dos de Zoido, será José Luis Sanz, alcalde de Tomares y, por ahora, también presidente del PP de Sevilla. Para neutralizar la excesiva sevillanía de esa futura cúpula, el presidente de los populares malagueños, Elías Bendodo, será el presidente del Comité de Gobiernos Locales. Un órgano de nueva creación con los cinco presidentes de las Diputaciones y los alcaldes de las capitales andaluzas más Jerez, Marbella y Algeciras.

Bendodo será la voz de los alcaldes, los que tienen la mayor cota de poder dentro del partido después de que en las municipales el PP arrasara en Andalucía hasta sumar 3.100 concejales y 265 alcaldes. Málaga se lleva el caramelo de la nueva cúpula del PP-A, que cambia sustancialmente el modelo de Arenas. Zoido barre vicepresidencias que eran más de figureo que de contenido, la vicesecretaría general y la portavocía, y opta por ceder poder a los líderes provinciales y a los principales cargos municipales.

Al también presidente de la Diputación de Málaga, según contó después, se lo confirmó ayer Zoido en directo ante los periodistas que asistían en San Fernando a una rueda de prensa sobre la ponencia política del 13o Congreso Autonómico. Ya lo había hablado con Sanz. El alcalde de Sevilla saltó al atril y confirmó el cargo de Bendodo. El otro nuevo órgano, el Comité Territorial, integrará a los ocho presidentes provinciales y su presidencia será rotatoria. Una curiosidad: Bendodo llegará a ser presidente por partida doble.

Aunque Málaga fue una de las provincias que disparó contra la designación de Zoido –hasta el alcalde malagueño, Francisco de la Torre, le reclamó públicamente su dimisión como regidor de Sevilla– ayer solo hubo elogios. “Zoido es la mejor persona ahora mismo para liderar el PP en Andalucía, eso lo entendemos en todas las provincias”, señaló. Es “magnífico”, “molestia, ninguna”, dijo sobre las tensiones que afloraron al saberse de la sucesión súbita diseñada para Arenas y sobre la que los líderes provinciales no tuvieron nada que decir.

Preguntado sobre si Zoido será el futuro candidato en las autonómicas, el líder del PP malagueño parafraseó al socialista José Antonio Griñán. “Cuando lleguemos a ese puente, cruzaremos ese río”, dijo. “Ahora toca configurar los equipos”, agregó.
Todo apunta a que Zoido, que ayer se paseó por la sede con Arenas, llegará el fin de semana a Granada con sus apoyos bien atados.

Parece que el peor trago no será la designación del sucesor de Arenas sino celebrar el cónclave regional horas después de que el Consejo de Ministros de Rajoy confirme el hachazo presentado al Estado del Bienestar. Algunas de esas medidas ya se asumirán en los futuros estatutos del PP-A. En concreto, según explicó ayer Bendodo, los populares andaluces abogarán por la supresión de un 30% concejales, diputados, cargos de libre designación y personal de confianza. El líder malagueño se estrenó asumiendo recortes y mucho de eso es lo que le toca al PP andaluz.

  • 1