lunes, 10 diciembre 2018
21:46
, última actualización
Local

Malestar en las bandas tras un año esperando locales de ensayo

La agrupación musical Virgen de la Reyes critica el incumplimiento de las promesas de Zoido

el 01 may 2012 / 20:21 h.

TAGS:

Tambores (y cornetas) de guerra en el amplio espectro de la música procesional. Las promesas del alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP) "no se cumplen" y están provocando el malestar entre las bandas. El director de la agrupación musical Virgen de la Reyes, Juan Ramírez, aseguró ayer que siguen esperando a que el Consistorio les ceda el antiguo centro cívico de San Jerónimo para su restauración y uso como local de ensayo, tal y como les prometió.

"Acordamos realizar tres contratos gratis, la participación en una procesión en Mairena, en el Heraldo y en el Cartero Real de Bellavista a cambio del traslado a ese local detrás del cementerio, pero no hay nada aún. Y el dinero que teníamos para arreglar ese local lo estamos gastando en el alquiler del que tenemos ahora, que nos cuesta 1.000 euros al mes", lamentó Ramírez, quien apuntó que otras dos de sus secciones musicales tienen que ensayar en la calle por la falta de espacio y que Esencia y Madre de Dios de los Desamparados también están a la espera del local en San Jerónimo, un local para cuatro bandas con 1.800 metros cuadrados.

"Nos comprometimos a arreglar este sitio, que se cae en ruinas, y el Ayuntamiento nos ayudaría a mejorarlo un poco más adelante, cuando dispusiera de fondos. Entendemos que la situación no es buena", apostilló.

El caso de la agrupación Virgen de los Reyes no es una excepción. A día de hoy son numerosas las bandas de música procesional que aguardan una solución a sus ensayos y que critican las "promesas insustanciales" del PP. La red de locales de ensayos para las bandas distribuida por cada uno de los distritos que Zoido prometió en campaña electoral en el plazo de un año sigue siendo a día de hoy una quimera, por lo que no son pocos los directores de estas formaciones que aseguran sentirse "defraudados". Hasta se recuerdan visitas del entonces candidato popular a algún ensayo en Pino Montano para prometer un lugar digno a la banda de la Humildad.

El pasado 29 de marzo, en vísperas de la Semana Santa, se anunció desde el Consistorio la convocatoria de una rueda de prensa para dar a conocer la red de locales de ensayos que el Gobierno local iba a poner a disposición de las bandas, aunque a última hora la comparecencia fue anulada. Esta situación generó un gran malestar entre las formaciones agrupadas en el Consejo de Bandas e incluso aparecieron pintadas de "Zoido embustero" en las caracolas, ubicadas junto al Teatro Lope de Vega, donde ya ensayan varias de estas formaciones.

Hasta el momento, sólo cuatro bandas de música se han visto agraciadas con la cesión de otros tantos locales para sus ensayos: la banda del Cristo de la Sangre, la agrupación musical de la Redención, las tres bandas del Sol y las de San Juan Evangelista y Tres Caídas de Triana que hoy día disfrutan de las cuatro caracolas ubicadas junto al pabellón de la Madrina, en el entorno del Teatro Lope de Vega. Dos de ellas fueron ofrecidas a la banda de las Cigarreras para que abandonaran el local del que vienen disfrutando durante años en los bajos del Paseo del Marqués del Contadero, pero una vez inspeccionadas, esta formación, asesorada pro el abogado Joaquín Moeckel, rechazó el ofrecimiento porque no cumplía sus expectativas. Según ha podido conocer este periódico, el Ayuntamiento baraja ahora ofrecerle a la banda de las Cigarreras un nuevo emplazamiento, como es el local de Lipasam que hay en la calle Torneo y que en su día sirvió de base de operaciones del telecabina de la Exposición Universal del 92.

Desde el Consejo de Bandas se aguarda con impaciencia que el Ayuntamiento mueva ficha y ponga encima de la mesa una solución a las bandas que o bien están pagando cuantiosos importes por el alquiler de un local para que los músicos estén a cubierto o bien ensayan directamente a cielo abierto.

El Consejo de Bandas, que se reunirá hoy con el alcalde, está dispuesto a cerrar una programación anual de conciertos con el Ayuntamiento en contraprestación por la cesión de estos locales. De lo contrario, alguna de estas bandas de música amenazan ya con irse a ensayar a las puertas del Consistorio.

  • 1